Otra fiesta latina y otra victoria más de los Jets ante los Dolphins, 31-23

Los Dolphins salieron en color naranja por cuarta vez en su historia. Presentaron a Gloria y Emilio Estefan, Marc Antony y JayLo y todos sus otros inversionistas célebres. Pero por segunda semana consecutiva en un partido dedicado al mes de la herencia hispana, Mark Sánchez y los Jets se robaron el show, venciendo a los Dolphins por 31-23 en el estadio Sun Life y llevándose el primer lugar en la división Este de la conferencia Americana.

No fue un partido fácil, pero los Jets aguantaron todos los golpes de los Dolphins. Hasta remontaron cuando perdieron la ventaja en el tercer cuarto. De principio a fin, fue un duelo digno de estos dos archirivales, que no importa cuál sea el año o las circunstancias, siempre dejan cuerpo y alma en la cancha.

Los Jets arrancaron con dos tiros anotadores de Sánchez al ala cerrada Dustin Keller para irse arriba por 14-0. Remontaron con un bombazo de 67 yardas de Sánchez a Braylon Edwards. Y sentenciaron el triunfo en los últimos minutos, primero con una marcha de casi cinco minutos que culminó con un touchdown de LaDainian Tomlinson, y luego con el balón interceptado del esquinero Drew Coleman cuando el profundo Brodney Pool desvió un tiro a la zona en una jugada de cuarto y cinco que comenzó en la yarda 5 de los Jets restando 27 segundos. Un final no apto para cardiacos.

"Siempre pensé que el ataque podía jugar a ese nivel, pero nunca esperé que la defensa también. Ambos equipos marcaron más de 400 yardas al ataque. Tanto la ofensiva como los cuadros especiales se lucieron. Nuestra defensa aguantó lo que pudo y encontró como resolver al final", dijo el técnico Rex Ryan.

Tras victorias seguidas contra los Patriots y los Dolphins, los Jets tienen marca de 2-1. Aunque es la misma que sus dos rivales de división, están primeros debido a los desempates. El próximo domingo viajarán a Buffalo para medirse con los Bills con la oportunidad de solidificar su ventaja en el Este.

"Ganamos partidos seguidos, que es grande, y el primero fuera de casa, que es hasta mejor, pero vencer a dos rivales de división es enorme", dijo Sánchez. "Estos tipos no son unos flojos. Son equipos muy buenos con grandes defensas y nos obligan a jugar nuestro mejor fútbol cada semana. Estoy orgulloso de nuestros muchachos por mantener el enfoque y prestarle atención a los detalles en un partido fuera de casa".

Parece que Sánchez ha concluido su aprendizaje en la NFL y comienza una nueva etapa en su carrera. Por segundo partido consecutivo, marcó tres tiros anotadores sin intercepciones. Completó 15 de 28 pases para 256 yardas, en parte porque su línea ofensiva, encabezada por el centro Nick Mangold, que jugó pese a una lesión de hombro, no permitió capturas.

El triunfo también borró el sabor amargo de la derrota del año pasado en un partido de lunes por la noche por 30-25 en este mismo estadio. "La diferencia esta vez fueron las jugadas grandes al final del partido. Cuando había que hacerlas, alguien se crecía. Este año las hicimos nosotros.", dijo Eric Smith, una de las estrellas defensivas del encuentro, que bloqueó un intento de gol de campo de los Dolphins, jugada que dio paso a un gol de campo de los Jets temprano en el cuarto tiempo.

Se pasaron un sinnúmero de sustos, incluyendo la vez que Sánchez lanzó con fuerza hacia la línea de gol un tiro que rozó los dedos de Jerricho Cotchery y cayó en las manos del esquinero Jason Allen, quien se llevó el balón hasta la yarda 5 de los Jets. Pero Ryan apeló la apreciación arbitral, y cuando el referí Jerome Boger vio que el balón tocó el césped, anuló la jugada. Steve Weatherford, pateando dentro de su propia zona, entonces realizó un despeje de 61 yardas.

Y cuando los Dolphins marcaron un gol de campo de Dan Carpenter para ponerse a un punto, 24-23, los Jets respondieron con una marcha impresionante que llevó el balón 79 yardas hasta la yarda 1 de Miami. Fue entonces, en una jugada de segundo y gol, que Tomlinson estableció otro hito en su ilustre carrera. Siguiendo a tres mastodontes, a Mangold, Brandon Moore y Damien Woody, saltó sobre el mar de humanidad en la línea para marcar su primer touchdown con los Jets, anotación que puso arriba al club por 31-23 restando 1:55 por jugar.

"Fue un gran momento, mi primero con los Jets", dijo Tomlinson. "Queríamos sentenciar el partido. Sabíamos que estaba en juego. Todos en la piña estábamos hablando de eso. Los muchachos decían: 'Vamos, LT, vamos a meter el balón en la zona'. Y sentí gran emoción cuando crucé la línea de gol".

Notas del partido

La primera marcha de los Jets fue una pequeña obra de arte: 72 yardas en 10 jugadas que culminó con un tiro precioso y preciso de 24 yardas de Sánchez a Keller tras una doble finta de Sánchez que paralizó al profundo Yeremiah Bell.

Y la tercera serie ofensiva fue de 90 yardas en siete jugadas. Keller sumó tres recepciones en esa serie, incluyendo una de 31 yardas y otra de 12 para el touchdown, un zarpazo que Sánchez coló entre la doble marca de Bell y el apoyador Bobby Carpenter. Puso arriba a los Jets por 14-0, la primera vez que el conjunto verdiblanco lograba 14 puntos de ventaja en la primera mitad contra los Dolphins desde el 2001, cuando triunfaron por 24-0.

Ryan normalmente nombra a cuatro o cinco jugadores como capitanes para cada partido, pero esta vez le otorgó el honor solo a Jason Taylor, que militó 12 temporadas con los Dolphins. Taylor perdió la selección de moneda, pero los Dolphins optaron por patear el balón y abrir con posesión en la segunda mitad. Taylor, el líder activo en capturas, cazó al mariscal Chad Henne en el primer cuarto y ahora suma 129.5 en su carrera.

Brad Smith realizó la devolución de saque más larga de la joven campaña, una de 54 yardas. Sumó 202 yardas en devoluciones, acarreos y recepciones, el mayor número desde que Jerricho Cotchery marcó más de 200 yardas en el 2004, su primera temporada.

Nick Folk falló su primer gol de campo de la temporada, un intento de 61 yardas al final de la primera mitad que hubiese quebrado el récord de club de 55. Pero Bell bloqueó la pateada. Aparte de ese fallo, Folk ha conectado en sus otros seis intentos.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising