Santonio encuentra su ritmo y toma vuelo

En apenas su segunda encuentro como titular, el ala abierta Santonio Holmes marcó su primer partido de 100 yardas con su nuevo club y fue responsable de la jugada decisiva en tiempo extra el domingo en Detroit, de donde los Jets se escaparon con la victoria por 23-20.

"Pienso que jugué rápido, de la manera en que se supone que lo haga. Al fin encuentro mi ritmo", dijo Holmes esta semana en Four Quarters, la revista web de newyorkjets.com. "Llevo apenas cuatro partidos y mucha gente probablemente se olvida de que me perdí las primeras cuatro jornadas de la campaña, así que eso definitivamente es un gran factor en cuanto a cuán bien juegas y cuán rápido juegas.

"Pienso que definitivamente todo está cayendo en su sitio ahora", agregó Holmes. "Los entrenamientos me han ido bien; estoy llenando los huecos y llegando adonde se supone que llegue y a tiempo, atrapando los tiros, estando en el mejor lugar para Mark (Sánchez). Creo que todo está empezando a cuajar ahora".

Luego de forzar tiempo extra con un feroz remonte, Mark Sánchez puso a los Jets en gran posición para un gol de campo con un tiro de 52 yardas a Holmes. La espectacular conexión avanzó el balón a la yarda 16 de Detroit y dio paso al gol de campo ganador de 30 yardas de Nick Folk tres jugadas más tarde.

"Fue una jugada importante para nosotros, con Mark adelantándose en el bolsillo protector al principio", dijo Holmes. "Nunca vi cuando casi perdió el saque, pero definitivamente se mantuvo enfocado y cuando se adelantó en el bolsillo, mi trabajo era virar mi cuerpo hacia él y darle un blanco limpio adonde lanzar el balón, y él lo colocó justo donde necesitaba estar. Sentí al profundo justo después de atrapar el balón llegando para dar un golpe fuerte, y lo superé al seguir corriendo sin parar y alrededor de él".

Mientras que no fue una sorpresa que Holmes se escapara en el medio campo, fue inesperado ver que un apoyador, DeAndre Levy, lo alcanzara desde atrás para evitar un touchdown.

"De casualidad miré arriba a la pantalla gigante y pienso que eso es probablemente lo que me afectó. Me desvié un poco hacia la izquierda en vez de correr con mi bloqueador, que era Jerricho (Cotchery). Si no, es probable que hubiese ingresado caminando a la zona de anotación", dijo Holmes, quien sumó cinco recepciones para 114 yardas. "Eso permitió que el apoyador me cazara en ángulo, cuando corrí casi de vuelta a su carril".

Algunos de sus compañeros de equipo quedaron asombrados de que Holmes, quien calcula que aún pueda recorrer 40 yardas entre 4.3 a 4.4 segundos, fuese pillado y le dieron miradas perplejas. Pero la recepción y la carrera claves hicieron que otro receptor de jugadas grandes, Braylon Edwards, expresara su gratitud.

"Braylon me dio una palmadita en la espalda en el lateral y dijo: 'De veras te aprecio, amigo' ", dijo Holmes.

Mientras que un déficit de 20-10 tarde en el último cuarto hizo temblar a los hinchas verdiblancos, Holmes y la ofensiva nunca perdieron la fe.

"Recuerdo vívidamente ser uno de esos tipos en el lateral mirando a cada uno de mis titulares en la cara y diciéndoles: 'Chicos, vamos a estar bien'. Con la ayuda de Mark en la piña al inicio de esa marcha final. Miró a todos y dijo: 'Vamos ahora y ganemos este partido'. Y le creímos", dijo Holmes. "Nunca dejamos de creer que podíamos hacerlo".

Holmes regresará a Ohio este fin de semana cuando los Jets buscarán mejorar su marca a 7-2. Éste es un rival conocido ya que el producto de la Universidad de Ohio State y ex jugador de los Steelers ha promediado cuatro recepciones y 73 yardas en ocho enfrentamientos contra los Browns.

"Definitivamente vas a tener un grupo en las tribunas gritándome 'O-H-I-O'. Estos tipos adoran a sus Buckeyes en el estado de Ohio", dijo Holmes, quien marcó 25 touchdowns en 26 partidos en su carrera universitaria. "Cuando estaba en Pittsburgh, esa gente me abucheaba y me alentaba. Ahora que estoy con los Jets, no sé cómo lo tomarán".

Los Browns se han crecido luego de achicar en partidos consecutivos a mariscales de la talla de Drew Brees y Tom Brady. Holmes sabe qué esperar y estará compartiendo alguna información con su mariscal mientras continúan las preparaciones.

"Les gusta variar mucho sus esquemas defensivos", destacó Holmes. "Les gusta encubrir lo que harán los profundos: los colocan en la línea para frenar a los corredores, los colocan atrás para defender los tiros largos, colocan a sus esquineros atrás y juegan un esquema *Cover Two *(dos profundos atrás) o *Cover Four *(cuatro atrás) muy flexible para obligar a las alas a correr rutas en el centro cerca de los apoyadores. Y es algo que confunde a muchos equipos".

"Sé que una vez que tengamos nuestro plan de juego para el resto de esta semana, y que nos sentemos en las reuniones con Mark, y como ya tenemos fe en él, le dejaré saber las diferentes cosas que hacen los Cleveland Browns, porque me enfrenté a ellos por cuatro años. Definitivamente nos ayudará a sencillamente salir y jugar fútbol".

En los momentos antes del saque inicial, Holmes escuchará su música a volumen bajo y revisará el libro de jugadas para refrescar su memoria. Toma su oficio muy en serio y ha puesto las expectativas en alto para lo que resta de la campaña.

"Nos evalúan cada semana en cuanto a nuestro rendimiento a lo largo del partido. Esta semana recibí una calificación de 92. Eso es algo que tomaré a orgullo y buscaré no bajar de ahí en ninguna ocasión", dijo. "Cuando estuve en Pittsburgh por cuatro años, ninguna de mis pruebas fue más baja de 92 ó 93. Definitivamente quiero hacer la misma cosa aquí ahora que soy titular de los Jets".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising