Maybin y Jets: listos para lidiar con los Bills

Durante la semana, cada vez que le preguntaban al apoyador reserva Aaron Maybin* *si había marcado la fecha del 6 de noviembre en su calendario, respondía con afirmaciones. El viernes confesó que eran solamente figuras retóricas.

"No era necesario trazar un círculo alrededor de la fecha.", dijo. "No la iba ha olvidar".

Suena como que Maybin quiere desquitarse con su antiguo club el domingo [12:45 p.m., WADO 1280 AM] en el estadio Ralph Wilson. Maybin fue la 11.ª selección del sorteo en el 2009, pero en dos temporadas con Buffalo, abrió un solo partido y no marcó ni una sola captura. Los Bills lo dejaron libre en agosto y llegó a Nueva York como un jugador libre humillado y desesperado por una nueva oportunidad.

En el papel de cazamariscales, Maybin ya suma tres capturas con los Jets, colíder del club junto con el apoyador Calvin Pace. Es un joven de 23 años que juega a una velocidad vertiginosa. Lo apodan en inglés "Mayhem", o caos. Y debido a su rápido desarrollo, se ha convertido en el factor X de la defensa. Después de Buffalo, los Jets enfrentan a los New England Patriots en casa el próximo domingo y luego viajan a Denver para medirse con los Broncos el 17 de noviembre, un trecho de tres partidos en 11 días que puede definir la temporada.

"Está aprendiendo los esquemas defensivos", declaró el técnico Rex Ryan. "Ha mejorado mucho y creo que lo verán jugar más esta semana".

"En los entrenamientos, me han utilizado en formaciones nuevas", afirmó Maybin. "Cuando llegué, no estaba aportando en algunos de los esquemas. Pero han expandido mi papel y me han dado más responsabilidades y cosas que hacer".

"El hombre caos "

Maybin claramente es una de las revelaciones del año, especialmente en Buffalo, donde el cuerpo técnico, la afición y la prensa lo consideraron un fracaso total. Los Jets lo ficharon durante la pretemporada, lo dejaron libre y lo volvieron a fichar el 28 de agosto, y en apenas cuatro partidos, suma tres capturas y tres balones libres forzados.

Balones libres forzados es una estadística extraoficial de la NFL, pero dice mucho que Maybin encabeza la Liga junto con otros cuatro veteranos: Jared Allen de Minnesota, Kyle Vanden Bosch y Cliff Avril de Detroit y Parys Haralson de San Francisco.

"Ha sido tremendo. Necesitamos insertarlo más en el campo de juego", dijo Ryan. "Es el hombre caos. Me encanta el apodo porque está hecho a la medida. Los que hablan con él saben a que me refiero. Es un jugador magnífico".

"¿Maybin? Ha estado muy entusiasmado y hablando en voz alta toda esta semana" afirmó Ellis Lankster* *, quien también fue su compañero de equipo en Buffalo.

Todo preparación y ninguna distracción

Maybin habla sin cesar. Parece que tiene un motor vocal. Habla en el vestuario. En el campo de entrenamientos. Dondequiera. Pero nunca se jacta o se queja. Sus versos y refranes esta semana han sido más para enfocarse en la preparación y no la venganza o el desquite.

"No he contestado mi teléfono o mi correo electrónico", dijo. "Aparte de las entrevistas con la prensa, he usado toda la semana para concentrarme en la preparación para el domingo. No quiero bregar con las otras vainas. No quiero distracciones. Sencillamente quiero estar listo para el encuentro.

"Estoy muy entusiasmado para jugar. He esperado esta oportunidad por mucho tiempo. Definitivamente estoy inspirado".

La importancia de partido

Es un choque vital para ambos los Jets y los Bills, rivales de la división Este de la conferencia Americana. Los Bills comparten la posición de puntero juntos con los Patriots, ambos con marcas de 5-2. Están invictos en casa en cuatro partidos y ganan a fuerza de una defensa oportuna que ha cortado 16 balones y un ataque explosivo encabezado por el mariscal Ryan Fitzpatrick y el corredor Fred Jackson. El desquite es un arma de dos filos, porque los Bills tienen una cuenta pendiente con los Jets, quienes han marcado 1,116 yardas por tierra, una cantidad insólita, en los últimos cuatro choques contra los Bills.

Los Jets han ganado dos en línea y tienen marca de 4-3. Necesitan la victoria para demostrar que saben triunfar en el gallinero ajeno y mantener paso con los Bills y los Patriots, quienes enfrentan a los New York Giants el domingo. Una victoria verdiblanca podría volcar totalmente las perspectivas y crear un triple empate en la división.

"Son un equipo difícil de derrotar en su cancha", dijo Ryan. "Pero, señor mío, necesitamos ganar. Sin duda alguna. En esta Liga, no vas a ningún lugar si no ganas fuera de casa".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising