Una línea defensiva que se come a los corredores rivales

Éste es el sexto de ocho reportajes examinando la temporada 2010 de los Jets posición por posición que aparecerán durante las próximas semanas en inglés en newyorkjets.com y en español en newyorkjets.com/espanol.

Para la afición de la NFL, ya es costumbre ver la defensa de los Jets sofocar por completo a los corredores rivales. Es el primer fundamento en el evangelio futbolístico según el técnico Rex Ryan y el coordinador defensivo Mike Pettine.

Y en el 2010, la línea defensiva y el cuadro de apoyadores, los siete al frente en el esquema 3-4, volvieron a lucirse, terminando terceros en la Liga según el número de yardas por tierra permitidas.

Mucho del éxito se debió al rendimiento de los tackles defensivos Sione Pouha y Mike DeVito, quienes de nuevo sustituyeron admirablemente a Kris Jenkins. Por la segunda temporada seguida Jenkins sufrió una ruptura del ligamento cruzado anterior, esta vez en el primer partido del año. Mientras Jenkins rehabilita su rodilla con intenciones de regresar en el 2011, los Jets decidieron dejar libre al gigante guardia nariz el martes.

"Cuando fichamos a Kris, estábamos muy entusiasmados por tenerlo", dijo el gerente Mike Tannenbaum. "Estábamos aún más entusiasmados por verlo jugar en la defensa de Rex. Por mala fortuna, no pudo rendir como habíamos esperado".

Pouha y DeVito encabezaron la línea defensiva en paradas, mientras que Shaun Ellis, el jugador con más tiempo en el club, aportó 4.5 capturas durante la Liga y dos más contra los Patriots en el partido de segunda ronda. El rendimiento de Ellis ayudó a Ryan y los Jets a vengarse de la paliza que sufrieron en Foxboro por 45-3 a inicios de diciembre y pasar a la final de conferencia por segundo año consecutivo.

"Fue un partido especial", dijo Pettine después del triunfo contra los Patriots. "Shaun sencillamente prendió sus motores. Le dije: 'No importa qué te pusiste para dormir, qué comiste, qué rutina seguiste, qué bebiste en el vestuario antes del partido, solo asegúrate de repetirlo'. Fue tan buen partido como cualquiera de los que han jugado nuestros linieros interiores en los dos años que llevo aquí".

Otro veterano que Ryan y Pettine incorporaron en la defensa verdiblanca fue Trevor Pryce, un tackle defensivo que conocían desde cuando estaban los tres en Baltimore. Pryce, de 35 años de edad y natural de Brooklyn, es uno de los líderes activos de la Liga en capturas. Fue fichado a fines de septiembre después de que los Ravens lo dejaron libre y jugó un papel vital en la defensa terrestre de los Jets. El futuro de Pryce con los Jets dependerá de varios factores.

"Trevor será un caso interesante", dijo Ryan. "Trevor me dijo que ésta sería su última temporada, que estaba feliz de haber venido aquí y que quería terminar su carrera con los Jets. Estoy seguro que habrá discusiones sobre si quiere continuar o no. Lo que será difícil es que enfrentamos un montón de decisiones. Si hay algo con que podemos contar, es que siempre tomamos las decisiones que más benefician nuestro club".

Otros jugadores que mostraron talento y potencial durante la campaña fueron Matt Kroul y Marcus Dixon, quien marcó una captura contra los Bears en la semana 16.

Un jugador que ganó aplausos durante la pretemporada y a inicios de la campaña fue Vernon Gholston, la selección de primera ronda de los Jets en el 2008. Pero su rendimiento disminuyó a lo largo del año y estuvo inactivo para los tres partidos de postemporada de los Jets. Tras tres años con el club, fue dejado libre el miércoles.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising