Sánchez: declaraciones del miércoles

¿Por qué decidiste abrir la rueda de prensa después del partido con una declaración formal?…

Quería cambiar las cosas un poco. Por supuesto, como el novato de 23 años que soy, creí que lo sabía todo, pero quizá no fue la mejor manera de hacer las cosas. (Las declaraciones) no fueron bien recibidas. Uno aprende por ensayo y error, y espero que sea la última vez que cometa ese error.

¿Te sentiste incómodo en las ruedas de prensa anteriores?…

No. Las ruedas de prensa estuvieron bien. En serio, cuando me senté en mi vestuario después del partido, fueron las cosas que pensé sobre el juego y mis lanzamientos. Comencé a anticipar lo que me preguntarían sobre mí y el partido. Así fue como todo se desarrolló inmediatamente en mi mente, primero recordar las jugadas y quiénes las completaron. Fue lo principal. Una vez que subí al podio, me enrollé y seguí hablando. No lo volveré a hacer más.

¿Será jugar en Nueva Inglaterra tu mayor reto hasta ahora?…

Es un partido importante para mantener vivas nuestras esperanzas de jugar en la postemporada. Es algo que todos sabemos. No es ningún secreto y (ellos) lo saben. Sus aficionados lo saben. Estoy seguro de que quieren hacerlo tan duro para nosotros como nosotros lo hicimos para ellos cuando jugaron aquí. Comprendemos ese aspecto del juego. Tendremos que estar atentos en la línea de ataque, tanto con mi cadencia como nuestros cambios de formación y movimientos de jugadores. Todas estas cosas tienen que hacerse con precisión, porque no podemos darnos el lujo de cometer errores.

¿Estás aprendiendo las diferencias entre el juego universitario y la NFL?…

Aprendes cada semana y haces ajustes a lo largo de la temporada. Creo que lo más importante que he aprendido es saber dónde tirar el balón, aun cuando están ligeramente desmarcados. Ya no puedo tirarle a la espaldas de un receptor desmarcado. Le tiras a la espalda de alguien y un defensa con un yeso en el brazo hace una jugada increíble en el último segundo e intercepta el tiro. ¿Fue el peor lanzamiento del mundo? No. No fue como lanzar una palomita herida a un tipo que está esperando el balón en medio del campo. Pero no hay excusa para tirar un balón corto. No te puedes dar ese lujo en esta Liga. Los jugadores son demasiado atléticos y listos.

¿Se ha aflojado la velocidad del juego?…

He sentido que en los tres o cuatro encuentros más recientes, he encontrado mi ritmo en algún momento del partido. Me gustaría encontrarlo más temprano y no arrancar tan flojamente. Pero aun si arrancas lentamente, lo importante es no cometer errores temprano. Puedes arrancar flojo, celebrar par de series de tres y fuera, entregar el balón vía un despeje o conformarte con un gol de campo. Pero cuando le lanzas el balón al otro equipo en la primera jugada y ellos luego marcan (un touchdown) cinco jugadas más tarde, es igual que lanzar un tiro interceptado para touchdown. No te puedes dar el lujo de hacer eso. Creo que en los últimos partidos he encontrado mi ritmo al final, cuando más importaban las cosas. Estas situaciones de tercer intento o cuarto intento, cuando tuvimos que convertir contra Miami. Levantamos nuestro nivel como equipo y jugué bien como individuo.

¿Cómo han cambiado los retos a lo largo de la temporada?…

Creo que este último mes ha puesto a prueba la fuerza mental del equipo. Creo que nadie ha perdido la fe. Hemos perdido cuatro partidos en la última jugada. Lo dije después del partido: estamos encontrando maneras de cómo perder en lugar de encontrar cómo ganar. Significa temprano en el partido no lanzar un tiro interceptado, convertir jugadas de tercer intento y conceder un gol de campo (en lugar de un touchdown). Sea lo que sea, esas jugadas temprano en el partido nos cuestan al final. Cuando nos conformamos con un gol de campo porque no completamos el tiro de pantalla que nos hubiese obsequiado un touchdown caminando. Debimos haber marcado un touchdown al inicio del partido. Está bien, marcamos tres puntos. Pero perdimos por uno. No puedes jugar así. Y así es como estos últimos partidos han acabado. Es imposible no mejorar. Tengo más experiencia, he lanzado más balones, analizado más esquemas y cambiado más jugadas. Definitivamente estoy progresando. Pero hay que ganar. Y ésta sería una gran semana para lograr otra victoria.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising