Rex: Es personal otra vez, ahora contra Belichick

Tras una batalla personal victoriosa, ahora viene la próxima.

Cuando Rex Ryan se reunió con la prensa el lunes, dos días después de que los Jets eliminaran a Peyton Manning y los Colts en Indianápolis por 17-16, se hizo eco de un refrán que le resultó muy útil. La semana pasada el técnico declaró que el encuentro era "personal" entre él y Peyton. Ahora se trata de Rex contra Bill.

"Reconozco que esta semana se trata de Bill Belichick contra Rex Ryan", dijo sobre el choque con los Patriots en la segunda ronda de la conferencia Americana en el estadio Gillette este domingo (4:30 p. m. WADO 1280 y CBS). "Es personal. Se trata de él contra mí. Todo se resumirá en eso. Cuando lo miras, ambos equipos están bastante parejos. Miren a nuestros jugadores: sólidos en general. Mis ayudantes: al mismo nivel. Por lo tanto, se tratará de yo subir mi nivel ante Bill Belichick".

La razón para este enfoque, de más está decir, se remonta a seis semanas atrás cuando los Jets visitaron Foxboro llenos de ilusión. Pero acababan de sufrir la baja del profundo Jim Leonhard por una pierna fracturada, y sin su mariscal defensivo sufrieron una dolorosa paliza por 45-3 ante una audiencia nacional de lunes por la noche.

"Me doy cuenta de que en ese partido no fui el mejor técnico", afirmó Ryan. "No fue culpa de los jugadores. Mi responsabilidad como técnico es prepararlos al punto donde conozcan sus trabajos y no haya áreas grises, para que sean físicos y agresivos. Claramente New England lo fue y nosotros no".

¿Cómo arreglar eso? Ryan propuso la solución.

"Tiene que haber una cantidad ridícula de preparación por parte nuestra", dijo. "Puede que la estrategia haya sido buena en teoría, pero no fue realista. Cuando tuvimos que hacer los ajustes, no los pudimos ejecutar. Y claramente los Patriots hicieron una gran labor, estaban preparados. Ése fue el factor. Fue más cuestión del rendimiento de los entrenadores que de los jugadores. Ellos fueron mucho mejores y Belichick fue tanto mejor que yo en ese último partido".

Algunos podrían –o mejor dicho, algunos sin duda van a–, cuestionar la sinceridad de Ryan al decir que Belichick "será recordado como el mejor técnico en la historia de la Liga o se acercará a ello". Pero mientras Ryan desplegaba sus pensamientos sobre los Colts y los Patriots esta mañana, se denotó un claro respeto por Belichick, el mariscal Tom Brady y los Patriots.

Pero Ryan también amplió sus comentarios sobre Brady de la semana pasada cuando, al elogiar el modo de Manning estudiar el juego, declaró: "Brady piensa que lo hace… Creo que probablemente hay un poco más de ayuda de Belichick con Brady de la que hay con Peyton Manning".

"Ésa no fue mi intención" (insultar a Brady), dijo Ryan. "Mi intención era decir que tan bueno como es Tom Brady –un mariscal destinado al salón de la fama, tres títulos de Súper Bowl, un mariscal de campo increíble–, en cuanto a cómo estudia, no es tan dedicado como Peyton Manning. Solo hay un tipo que pertenece en esa categoría, y ése es Peyton. Eso es lo único que yo decía".

Pero entonces Ryan tal vez explicó más cuando agregó que Brady "me disparó a mí con sus payasadas en el campo de juego" y mencionó algo que calentará los corazones de los aficionados de los Jets en este clima helado que vivimos actualmente en el Noreste.

"Siempre apunta después de que anota, a todo el mundo. Es solo Brady siendo Brady", dijo Ryan. "No me gusta ver eso. A nadie le gusta. A ningún aficionado de los Jets le gusta ver eso. Y sé que él está ansioso por hacerlo. No dirá nada públicamente, pero es lo que es. Mi trabajo es mantenerlo fuera de la zona de anotaciones".

Otra frase que hará sonreír a muchos fanáticos de los Jets y hará fruncir el ceño a muchos seguidores de los Patriots y de los cronistas de la NFL alrededor del país será la temeridad que Rex demostró durante uno de esos eventos que rara vez crea interés, el apretón de manos pospartido, en este caso el del segundo encuentro Jets-Patriots.

"Cuando enfrentamos a Miami en mi primer año, dije que nunca más permitiría que el otro técnico fuera mejor", dijo Ryan. "Claramente, así me sentí. Me equivoqué porque Nueva Inglaterra lo hizo. Es más o menos como me sentí. También le dije a Belichick después del partido: 'Te veremos en el tercer asalto'. Simplemente me miró".

Pero ¡quién lo iba a decir!, Jets-Patriots, tercer asalto, ha comenzado. Abróchense los cinturones.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising