Primera dama de México obsequia a Sánchez y los Jets le obsequian un triunfo ante los Bengals, 26-10

Como ya es habitual, los Jets tardaron en arrancar. Para variar, no esperaron hasta el último instante para ganar. En el Día de Acción de Gracias, ante la presencia de la primera dama de México, Margarita Zavala, quien se ha convertido también en la primera fan del club, los Jets descuartizaron a los Bengals en la segunda mitad y triunfaron en el nuevo estadio de los Meadowlands por 26-10 para seguir primeros en la división Este y en la conferencia Americana.

La noche comenzó con el obsequio de la bandera mexicana de Zavala al mariscal Mark Sánchez durante los calentamientos. Y terminó con una erupción ofensiva de parte de Brad Smith, el jugador más polivalente de los Jets. De hecho, los últimos 30 minutos fueron el periodo más completo del club tras un mes repleto de finales no aptos para cardiacos. La defensa fue tan sofocante que el mariscal Carson Palmer completó menos de la mitad de sus lanzamientos (17 de 38 para  135 yardas) y los Bengals sumaron apenas 34 yardas al ataque en la segunda mitad.

"Me encanta la determinación de nuestro club", dijo el técnico Rex Ryan, quien salió a la cancha antes que Sánchez para saludar a Zavala. "Hoy nos impulsaron Brad Smith, los cuadros especiales y la defensa. En el medio tiempo pensé que el partido estaba cambiando a nuestro favor".

Pese a que ganaron más yardas, los Jets perdieron la primera mitad por 7-3 y fueron despedidos por abucheos rumbos al vestuario. La chispa que cambió el partido y calló a la mayoría de los 78,903 espectadores fue Smith, que en la segunda jugada de la segunda mitad marcó un touchdown en un revés de 53 yardas que puso arriba a los Jets por primera vez, 10-7. Fue el acarreo más largo del año de los Jets.

Smith entonces sentenció el partido con la primera devolución de un saque para touchdown del año, un recorrido de 89 yardas en el cual perdió el zapato izquierdo a mitad de camino y puso a los Jets al frente por 24-10 restando 12:18 por jugar.

"Es emocionante", dijo Smith, quien marcó 55 yardas por tierra, 23 por aire y 122 en devoluciones, el segundo partido de 200 yardas totales en su carrera. "Es una dicha poder jugar este deporte y tener esta oportunidades".

Con la victoria, los Jets mejoran su marca a 9-2, su segundo mejor comienzo en la historia. En una temporada de grandes hitos, también ganan su primer partido del Día de Acción de Gracias desde 1962, cuando vencieron a los Bills en el antiguo Polo Grounds por 46-45. Y ahora, ¿cuál es la recompensa? Un partido de lunes por la noche el 6 de diciembre en el estadio Gillette, la casa de Tom Brady y los New England Patriots, quienes les dieron una paliza el jueves a los Lions en Detroit por 45-24.

En juego estarán el primer lugar de la división y de la conferencia. Y dos rachas. Brady suma 25 victorias consecutivas en casa, un récord de Liga que comparte con Brett Favre, mientras que los Jets han ganado ocho seguidos en el gallinero ajeno y son los únicos invictos fuera de casa este año, con marca de 5-0. Otra matiz es el hecho de que la última derrota de Brady en casa fue contra los Jets el 12 de noviembre del 2006 por 17-14.

"Ese equipo merece sus palmarés", dijo Ryan. "Nuestra intención es ganar el noveno seguido fuera de casa. Será un reto difícil, pero somos un equipo dispuesto y capaz".

Los Jets ganaron el partido de ida el 19 de septiembre por 28-14 con un resurgimiento en la segunda mitad. El próximo encuentro pondrá a prueba a Sánchez, porque por primera vez este año enfrenta a un rival por segunda vez.

Contra los Bengals, Sánchez  se conformó con un rendimiento modesto tras cuatro partidos en los que sumó 1,206 yardas, el quinto mayor total en la historia de los Jets en cuatro jornadas. Completó 16 de 28 lanzamientos para 166 yardas, un tiro anotador y otro interceptado. Conectó con el ala Santonio Holmes para un touchdown por cuarta vez en tres partidos, un tiro de 13 yardas que puso a los Jets arriba por 17-7 restando 4:09 en el tercer cuarto.

Holmes terminó como el receptor líder de los Jets, con cinco balones para 44 yardas. Su nivel elevado ha compensado por la ausencia de Jerricho Cotchery, quien se perdió su segundo partido seguido debido al tirón de la ingle. La defensa también hizo su parte, sumando tres capturas de mariscal en la segunda mitad, dos tiros interceptados y un balón suelto recuperado.

Los Jets permitieron solo 163 yardas ofensivas, su mejor rendimiento defensivo desde el año pasado, cuando dejaron a los Bengals en 72 en un partido de la semana 16. El profundo Eric Smith, que abrió como titular, sentando en la banca a un Brodney Pool saludable, marcó ocho paradas individuales. Los tiros interceptados de Jim Leonhard y Antonio Cromartie fueron los primeros de los Jets en siete partidos. En resumida cuentas, fue un alivio no tener que recurrir a milagros de última hora.

"No, no fue una sensación extraña", dijo el apoyador Calvin Pace, autor de la primera captura. "Se sintió como la manera que debemos jugar. Fue grande ver la formación de victoria al final del partido. Necesitábamos un partido como éste. Es un buen comienzo". 

Notas del partido

Zavala, licenciada de profesión, es una de siete hijos de una familia con enorme pasión por el fútbol americano. Sus cuatro hermanos jugaron el deporte en México y ella fue porrista. Además de recibir una gira del estadio y saludar a Woody Johnson, el dueño del club, a Sánchez, Ryan y otros en la cancha, Zavala tomó parte en la volada, que ganaron los Bengals al cantar cruz.

La defensa permitió apenas 46 yardas por tierra, su mejor rendimiento desde que permitió 43 contra Tampa Bay en la semana 13 de la temporada pasada… Cedric Benson, el corredor protagonista de los Bengals que ganó 169 yardas contra los Jets el año pasado en el partido de primera ronda, sumó solo 41 yardas en 18 acarreos el jueves, incluyendo cero en sus primeros cuatro toques de balón.

Antes del tiro interceptado de Jim Leonard en el segundo cuarto, los Jets no habían cortado un pase desde que Dwight Lowery se robó el lanzamiento de Favre al final del encuentro de la semana 5 contra Minnesota… La única otra vez que los Jets celebraron seis partidos seguidos sin un tiro interceptado fue en los últimos seis de 1979… El apoyador Jason Taylor no sumó parada o capturas, pero sí desvió tres pases.

Los Jets marcaron 170 yardas por tierra, encabezados por Shonn Greene, que sumó 70 en 18 acarreos… La devolución anotadora de Smith fue su segunda de su carrera y la 13.ª de los Jets en nueve temporadas… La última vez que los Jets perdieron en casa contra los Bengals fue en el partido de apertura de 1981, cuando aún jugaban en el Shea Stadium.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising