Los Ravens les dañan la fiesta a los Jets, 10-9

Tras una tormenta eléctrica que aplazó el comienzo 25 minutos, el partido cumplió con las expectativas. Dos equipos con defensas férreas se pegaron a palo limpio. Pero desafortunadamente, el resultado no siguió el libreto deseado. En el partido inaugural, en el estreno oficial verdiblanco del nuevo estadio de los Meadowlands, en una cita de gala de lunes por la noche, los [**

**](http://www.baltimoreravens.com/) les aguaron la fiesta a los Jets por 10-9.

En muchos aspectos, la defensa de los Jets se lució, con tres cortes de balón en la primera mitad. Pero los hundió las faltas personales y los fallos mentales en los momentos más importantes. Y el ataque dejó mucho que desear. Mark Sánchez y compañía nunca ingresaron en la zona de anotaciones y tuvieron que conformarse con tres goles de campo del nuevo pateador Nick Folk.

¿Cuán pobre fue el rendimiento ofensivo? Los Jets lograron solo tres puntos tras los tres cortes de balón. Sumaron apenas 176 yardas. Convirtieron una vez en 11 jugadas de tercer intento. Lograron únicamente seis primeros y 10, igualando el récord negativo del club que data desde 1976. Y no marcaron un touchdown en el partido inaugural de la temporada por primera vez desde 1988.

Y para colmo, la ofensiva, la defensiva y los cuadros especiales se combinaron para 10 faltas en la primera mitad y 14 en total, que les costaron 125 yardas, cifras que por poco rompen las marcas de club.

"Nunca encontramos un ritmo ofensivo", dijo el tackle Damien Woody. "Eso junto con las faltas fueron las estadísticas decisivas".

Sánchez, quien estuvo bajo presión gran parte de la noche, completó 10 de 21 lanzamientos para 74 yardas. No cometió errores de balón, pero quizá fue una noche en la que los Jets debieron haber arriesgado más en los momentos críticos. El pase completo más largo de Sánchez fue de 13 yardas. El partido finalizó en una jugada de cuarto y 10 restando 36 segundos. Sánchez conectó con el ala cerrada Dustin Keller por la banda derecha para nueve yardas. Nueve yardas. Keller no giró y estiró a tiempo los brazos con el balón y salió fuera de juego en la yarda 40 de los Jets. Con tiempo suficiente para un par de jugadas más y un gol de campo. Tanto nadar para morir en la orilla.

"Ni qué decir tiene que fue una derrota decepcionante", dijo el técnico Rex Ryan. "Nos quitamos el sombrero antes los Ravens. Sabíamos que iba a ser esta clase de partido".

La defensa, que ya estaba sin el apoyador Calvin Pace y el profundo Brodney Pool, ambos fuera por lesión, perdieron al guardia nariz Kris Jenkins temprano en el encuentro cuando se torció la rodilla izquierda. Pero aun sin Jenkins, un tapón humano, los Jets pudieron frenar a Ray Rice y el juego de corredores de los Ravens, que ganaron solo 49 yardas en 35 acarreos.

Los errores y los fallos surgieron en el juego aéreo, particularmente en jugadas de tercer intento. Vez tras vez, el mariscal Joe Flacco atacó al esquinero veterano Antonio Cromartie y al novato Kyle Wilson. El ala Anquan Boldin, una de las nuevas adquisiciones de los Ravens, sumó siete recepciones y 110 yardas, y junto con T. J. Houshmandzadeh y el ala cerrada Todd Heap, ayudó a mantener las marchas vivas. Los Ravens convirtieron 11 de 18 jugadas de tercer intento y tuvieron posesión del balón durante 38:32, casi dos tercios del partido.

En su debut verdiblanco, Cromartie tuvo una noche de altas y bajas. Su jugada grande fue una devolución de 66 yardas tras su primer tiro interceptado de la temporada. Pero también cometió cuatro faltas, tres de ellas defendiendo tiros de Flacco. Y Wilson, que evitó un touchdown en la primera mitad cuando le arrebató el balón de las manos a Boldin dentro de la zona de anotaciones, cometió dos faltas, también en jugadas de pase.

"No fue un problema de enfoque", dijo Cromartie. "Sencillamente tenemos que ser mejores y más disciplinados en el cuadro secundario y hacer lo que nos corresponde hacer".

Los Jets se fueron arriba por 6-0 con el segundo gol de campo de Folk restando 8:16 en la primera mitad. Pero al final de la mitad, los Ravens se aprovecharon de una de las faltas de Wilson para tener un primero y gol en la yarda 1. Tres jugadas más tarde, en tercero y gol desde la 1, Willie McGahee se metió en la zona a la fuerza y puso arriba a los Ravens por 7-6 restando :06 por jugar en la mitad.

"Ganaron las jugadas importante", señaló Ryan. "En terceros intentos, convertimos uno de 11. Ellos, 58%. Esa estadística te gana siempre, sin agregar 14 faltas".

El gol de campo de 25 yardas de Billy Cundiff restando 7:07 en el tercer cuarto puso arriba a los Ravens por 10-6 y sirvió para anular la última respuesta ofensiva de los Jets, un gol de campo de 48 yardas de Folk restando 10:28 por jugar.

"Es una temporada larga, y éste fue solo un partido", dijo Ryan. "Diré lo siguiente: Tengo total confianza en cada hombre en el vestuario, sin duda alguna. No jugamos nuestro mejor fútbol hoy. Y hay que darle mérito a los Ravens. Pero sé que podemos mejorar. Ése es el reto que enfrentamos. Tenemos que mejorar. Y creo que sí lo haremos".

Notas del partido

Los Jets, en una semana corta, tendrán ahora que prepararse para recibir a Tom Brady y los [**

**](http://www.patriots.com/), partido pactado para comenzar a las 4:15 p. m. y que se podrá escuchar en español en Nueva York por WADO 1280 una vez que termine la emisión de los Yankees.

El primer corte de balón de los Jets sucedió en la primera jugada de los Ravens, cuando Shaun Ellis y Bryan Thomas hicieron un sándwich con Flacco de relleno. Sione Pouha recuperó el balón en la yarda 11 de los Ravens. Tres jugadas más tarde, Folk abrió el marcador con un gol de campo de 23 yardas.

El segundo corte vino en la segunda serie de los Ravens, en la 13.ª jugada, cuando Bart Scott y Vernon Gholston se combinaron para sacudir a McGahee. Pouha recuperó posesión en la yarda 22 de los Jets y se convirtió en el primer defensa verdiblanco con dos balones sueltos recuperados en un partido desde el apoyador Bobby Houston en 1995 contra los Jaguars. Y el primer jugador de la línea defensiva desde Bill Pickel en 1993 contra los Raiders.

Shonn Greene, el corredor de segundo año, fue titular por primera vez en su carrera profesional, pero nunca arrancó. Terminó con 18 yardas en cinco acarreos y cometió el primer error de balón de los Jets en el segundo cuarto cuando chocó con el guardia izquierdo Matt Slauson.

En su debut con los Jets, el veterano LaDainian Tomlinson encabezó a todos los corredores con 62 yardas en 11 acarreos, y agregó dos recepciones para 16 yardas… Los Jets terminaron con tres errores de balón a favor y uno en contra, pero por primera vez desde el 2005, un trecho de 34 partidos, un equipo de Ryan pierde tras ganar la batalla de balones cortados.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising