Los Jets buscan ante Miami la magia de 'Monday Night Football'

Los Jets han celebrado numerosos encuentros memorables en los lunes por la noche contra los Dolphins, en parte porque es el rival que más han visto y vencido en el partido de gala de la NFL.

En 1985, en un choque entre dos equipos con marcas de 4-1, Freeman McNeil y Ken O'Brien llevaron a los Jets a la victoria por 23-7. En el Día de Navidad del 2006, en una noche tormentosa en el Sur de la Florida, Chad Pennington impulsó a los Jets al triunfo por 13-10. Y por supuesto, para muchos no hay partido de lunes por la noche más grande en la historia que el Milagro de los Meadowlands del 2000.

Queda por ver si el encuentro de esta noche en el estadio MetLife [8 p.m., WADO 1280 AM] se suma al panteón de choques inolvidables, pero ya sea cual sea el resultado, el marcador final afectará muchísimo la temporada de dos equipos que buscan urgentemente una victoria.

Los Dolphins, quienes estuvieron libre la semana pasada, siguen sin ganar en la joven temporada. No solo tienen marca de 0-4, han perdido siete en línea desde el 2010.

Mientras tanto, tras ganar los primeros dos choques de la campaña, los Jets han perdido tres consecutivos. Su marca de 2-3 vale para el tercer lugar en la división Este, por encima de los Dolphins, pero a un partido de los Buffalo Bills y dos de los líderes New England Patriots, quienes vinieron desde atrás para derrotar a los Dallas Cowboys cuando restaban 22 segundos por jugar el domingo.

En resumidas cuentas, los Jets aceptarán cualquier tipo de victoria, ya sea por un marcador abultado, como el 41-14 que lograron contra los Dolphins en un lunes por la noche en el 2004, o como los dos que ganaron por un gol de campo en 1980 y el 2002.

"Sin duda alguna, necesitamos una victoria", dijo el técnico Rex Ryan. "Necesitamos reencontrar la vía ganadora y sabemos que [los Dolphins] también quieren triunfar. No solo los Jets necesitan una victoria, sino también Miami. Sin duda nos van a jugar con todo lo que tienen. Pero, sí, no podemos perder otro partido".

"Nos entusiasma jugar en el escenario nacional", agregó el mariscal Mark Sánchez. "Siento que jugamos mejor cuando estamos en él. Tenemos que salir al rojo vivo, jugar bien y arrancar con impulso, terminar con fuerza, extender las marchas, ejecutar ofensivamente y cuidar el balón. Será un buen duelo".

Dominación Dolphins en años recientes

Desde casi el principio, ha sido una rivalidad que no sigue los esquemas. Dan Marino fue uno de los mariscales más grandes de la historia, y sin embargo, O'Brien y los Jets ganaron siete de 14 contra él, incluso los últimos cuatro. Desde 1998 al 2008, los Jets conquistaron 17 de 21. Pero desde entonces, los Dolphins han ganado cuatro de cinco, incluyendo los dos partidos de casa de los Jets en la era de Ryan.

En el 2009, la defensa verdiblanca permitió apenas 104 yardas ofensivas. Pero en cuestión de 7:01 del tercer cuarto, dos devoluciones anotadoras de saques de Ted Ginn y otra devolución anotadora de un balón suelto por parte de Jason Taylor firmaron la derrota de los Jets por 30-25.

Y el año pasado, en la primera temporada en el nuevo estadio, la defensa verdiblanca de nuevo se creció, concediendo solo 131 yardas. Pero Sánchez y la ofensiva entregaron el balón vía despejes ocho veces y solo marcaron dos goles de campo, fomentando otra derrota dolorosa e inesperada por 10-6.

Los Jets no han encontrado un ritmo ofensivo este año, un problema que ha fomentado debates públicos dentro y fuera del vestuario, especialmente tras el traspaso del ala Derrick Mason. Al comienzo de la sexta jornada, el ataque verdiblanco estaba clasificado 28.º de 32 equipos según las yardas por partido. El juego de corredores andaba peor, totalmente atascado en el fango, número 31 y el segundo peor de la Liga. Y tras siete series de tres jugadas y fuera contra los Patriots la semana anterior, los Jets se encuentran ahora entre los tres peores equipos en esa categoría.

"Pasamos por un trecho duro", dijo Sánchez. "Perdimos tres partidos difíciles fuera de casa. No fue nada divertido, pero sí puso al equipo a prueba. Este partido también nos pondrá a prueba; veremos si podemos recuperar nuestro juego. Sé que tenemos el talento y los entrenadores para hacerlo. Tenemos que trabajar y entrenar… Si mejoramos un poco en las jugadas de tercer intento, estaremos de nuevo en la pelea".

Círculo de Honor

En el medio tiempo, los Jets rendirán honor al segundo grupo de jugadores que ingresan al Círculo de Honor. Una tradición que comenzó en el 2010 con seis leyendas verdiblancas encabezadas por el corredor Curtis Martin, el Círculo se abre este año para recibir al apoyador Larry Grantham (1969-72), al corredor Freeman McNeil (1981-92), al ala defensiva Gerry Philbin (1964-72) y al ala Al Toon (1985-92).

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising