La defensa de los Jets, en forma otra vez, caza a los Bills

Muchos pensaban que en su viaje a Buffalo el domingo, los Jets caerían en una trampa. Flotando en una nube después de dos triunfos sobre rivales de división, subir al gris y lluvioso norte del estado de Nueva York prometía ser una emboscada, una cita difícil y peligrosa.

Pero no le fue feo al representante neoyorquino de la conferencia Americana ya que la defensa de los Jets cumplió con un sinnúmero de cometidos.

"Eso me parece mejor", dijo el técnico Rex Ryan. "Es el estilo de juego al cual estamos acostumbrados. Como dije, apuesta contra nosotros y veremos quién gana. Fue una buena victoria para nosotros".

Tras vencer por 38-14 a los Bills (0-4), los líderes de la división Este ahora tienen foja de 3-1 global y 3-0 en su división. Después de una actuación no muy estelar en Miami el domingo anterior en la noche, la defensa típicamente sólida de los Jets recuperó su forma del 2009.

"Para nosotros estar donde queremos estar, tenemos que ganar nuestra división", dijo el apoyador Bart Scott . "Éste es un rival de división y cuenta por uno y medio. Nos enfrentaremos otra vez y nuestras expectativas son ganar también, porque no queremos tener que llegar al final de la temporada como lo hicimos (el año pasado) pensando: 'Si este equipo gana, si este pierde, nos metemos'. Solo queremos encargarnos de nuestros asuntos para que nuestro destino esté en nuestras propias manos".

Algunos cuestionaron la incapacidad de los Jets de frenar las marchas rivales en tercer intento. En las primeras tres semanas, la defensa de Ryan fue la n.º 31 de 32 en jugadas de tercer intentos. Pero el domingo arrollaron a los Bills:  0 de 10 en terceros intentos. Es apenas la tercera vez desde 1986 que un rival de los Jets no convierte ni un solo tercer intento.

"Se sintió bien", dijo el ala defensiva Shaun Ellis. "Nos criticaron mucho por nuestra defensa en tercer intento las últimas tres semanas. Se sintió bien poder ir allí y salir del campo".

Buffalo había sido un equipo competitivo hasta ahora esta temporada, gracias en gran parte al mariscal Ryan Fitzpatrick, recién ascendido al puesto de titular. Fitzpatrick digirió un ataque que marcó 30 puntos en la cancha de los Patriots la semana pasada. Pero los Jets llegaron plenamente preparados para las opciones ofensivas de los Bills.

"Simplemente tratamos de salir y eliminar lo que ellos hacen mejor", dijo el apoyador David Harris. "Ellos tienen varias figuras capaces de jugadas grandes en Lee Evans, el novato C. J. Spiller, y Marshawn Lynch, pero los mantuvimos bajo control y solo cedimos unas yardas en las fugas de mariscal. En general, pienso que hicimos una gran labor y nos llevamos la victoria".

La pandilla del coordinador defensivo Mike Pettine limitó a los Bills a 12 primeros intentos y 223 yardas. Bryan Thomas forzó un balón suelto por Lynch que Jason Taylor recuperó. Todo esto minimizó el tiempo de posesión de los Bills a 19:31.

"El año pasado nos enorgullecíamos de ser excelentes en terceros intentos y cazar a tipos en tercero y largo", Scott dijo. "Hemos estado deteniendo a la gente en tercero y largo. Creo que tuvimos 26 jugadas de ese tipo en las primeras tres semanas. Pero entonces estábamos dejándolos convertir en más del 50 por ciento, y eso es atípico de nuestro equipo".

Fitzpatrick solo pudo completar 12 de 27 intentos para 28 yardas, y los corredores Spiller, Lynch y Fred Jackson fueron limitados a 40 yardas en nueve acarreos. Las alas abiertas Lee Evans y Roscoe Parrish solo lograron una recepción cada uno, y la de Evans llegó cuando restaban 25 segundos por jugar. En resumidas cuentas, el esquinero Antonio Cromartie y el resto del cuadro defensivo sofocaron a los receptores de los Bills durante gran parte del partido.

Será emocionante ver la producción de este grupo comenzando dentro de una semana ante Minnesota cuando el esquinero Darrelle Revis  y el apoyador Calvin Pace hagan sus anticipados retornos de la lista de lesionados. Ésas son las dos figuras claves al esquema de Ryan y Pettine, que en Buffalo empezó a funcionar a la perfección.

"Los jugadores están mostrando fe en el sistema y Rex sabe qué tipo de jugador encaja en su sistema", dijo Scott. "Hay que admitirlo, tienes jugadores de posición estupendos también. Es bello cuando existe esa combinación perfecta. Tenemos el personal, tenemos el sistema, no tenemos excusas para no ser dominantes".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising