Insatisfecho y adolorido, Sánchez espera una semana de recuperación

Mark Sánchez no logró el resultado que deseaba en Chicago el domingo, pero gracias a una ayudita de los Washington Redskins, los Jets lograron la clasificación y como resultado, el mariscal de segundo año podrá utilizar la última jornada de la Liga como una semana de descanso y recuperación antes del inicio de la postemporada.

En su primer partido tras sufrir una lesión del hombro derecho, Sánchez jugó con corazón y gran frialdad en condiciones gélidas y difíciles, encabezando un ataque que marcó dos touchdowns y dos goles de campo. Completó 24 de 37 lanzamientos para 269 yardas y un touchdown. Su único error de balón ocurrió en la última jugada de los Jets, restando 51 segundos, cuando su último tiro cayó en manos del profundo Chris Harris.

Sí, los Jets perdieron por 38-34, pero se metieron en los playoffs por segundo año consecutivo, un hito impresionante tanto para Sánchez como para el técnico Rex Ryan. Es apenas la quinta vez en su historia que los Jets se clasifican en temporadas seguidas, y la primera vez desde el 2001 y el 2002. Pero la derrota en un partido apretado de comienzo a fin fomentó un derroche de sentimientos encontrados.

"Perdemos y nos clasificamos", dijo Sánchez. "Tendré que preguntarle a [Mark] Brunell porque no tengo idea de cómo se supone que me sienta. Por un lado, me siento frustrado y disgustado porque le tiré el balón al otro equipo en la última jugada y perdimos el partido.

"Pero por el otro lado, nos metimos en los playoffs. Cumplimos con todos nuestros objetivos hoy salvo ganar. Es un sabor agridulce, pero hay mucho que aprender de esto. Y aprender que puedes perder y pasar a la postemporada es bastante raro".

Los Jets, que tienen marca de 10-5, se clasificaron porque los Redskins vencieron a los Jaguars en Jacksonville en tiempo extra por 20-17, resultado que asegura que ningún otro candidato para comodín en la conferencia Americana terminará con mejor registro. Y cuando el gerente Mike Tannenbaum le informó a Ryan durante su rueda de prensa después del partido que los Jets volvían a los playoffs, Ryan inmediatamente pensó que sería buena idea darle a Sánchez una semana libre.

"Quizá sea una manera de darles a los muchachos que están golpeados y adoloridos un descanso. Quizá Mark Sánchez no juegue esta semana", dijo Ryan.

Los Jets cierran la Liga en casa el domingo contra los Bills. Existe una posibilidad de que terminen quintos en lugar de sextos en la conferencia, pero además de ganar su partido, necesitarían que los Steelers perdieran en Cleveland y que los Ravens le ganaran a Cincinnati.

Por la manera en que Sánchez arrancó contra los Bears, era difícil creer que había estado limitado en los entrenamientos durante la semana. Completó sus primeros nueve lanzamientos y 13 de 15 para 156 yardas en la primera mitad. Puso a los Jets al frente por 24-17 en el medio tiempo, resultado parcial que debió haber sido 28-17, excepto que el ala cerrada Dustin Keller dejó caer un tiro de touchdown en la zona de anotaciones cuando restaban 16 segundos.

"Se lució, pero ésta puede ser una oportunidad para darle un descanso", dijo Ryan. "No puedo decirles cuán feliz me siento. Jugó muy bien. Posiblemente notaron que seguía calentando el brazo en el lateral y fue porque sentía una opresión en el hombro".

Durante gran parte del partido, Sánchez jugó tú a tú con Jay Cutler, el mariscal que algunos consideran posee el mejor brazo en la Liga. Cuando Cutler abrió la segunda mitad con dos tiros anotadores en dos series, Sánchez empató el partido 31-31 con un balazo de 23 yardas a Santonio Holmes. Pero la defensa verdiblanca le cedió otro pase anotador a Cutler en la próxima marcha de los Bears, y los Jets nunca más volvieron a ingresar en la zona de anotaciones.

"Hemos jugado bien en rachas, en diferentes aspectos del juego", dijo Sánchez. "Una semana se destacan los cuadros especiales. Otra, el ataque. La próxima, la defensa. Tenemos que jugar todos juntos al mismo tiempo si queremos repetir el éxito que tuvimos el año pasado en la postemporada".

Si Sánchez puede mantener este nivel en los playoffs, el ataque verdiblanco les presentará muchos problemas a sus rivales. El coordinador ofensivo Brian Schottenheimer ejecutó otro excelente plan de juego, uno que mantuvo a los Bears constantemente desequilibrados. Los Jets sumaron 124 yardas por tierra y protegieron a Sánchez, quien tuvo tiempo para completar tiros a siete receptores distintos, incluyendo a Keller [7 recepciones para 79 yardas], Braylon Edwards [6-78] y Holmes [4-69].

"Somos un rival difícil", dijo Sánchez. "Pienso que tenemos a grandes alas abiertas, una gran línea ofensiva, y cuando nuestra defensa está prendida, nadie puede con ellos. No puedes tirar el balón ni correr con él. Tendremos que hacerlo todo al mismo tiempo, porque eso será lo que nos llevará lejos en los playoffs, pero veremos qué pasará".

Es casi seguro que Sánchez no juegue otra vez hasta dentro dos semanas, en la primera ronda de la postemporada.

"Necesito practicar lo más posible, pero dada la situación con mi hombro, quiero ver cómo se siente después de este partido y partiremos de ahí", dijo. "Vamos a hacer lo que sea lo mejor para mí y el equipo".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising