Green-Ellis y los Patriots atropellan a los Jets, 30-21

En el estadio Gillette de Foxboro, donde mismo los Jets sorprendieron a New England durante los playoffs la temporada pasada, los Patriots les devolvieron el favor el domingo por la tarde. Por aire y por tierra, atropellaron a su rival de la división Este, ganando el primer encuentro del año contra sus archirivales por 30-21.

Se sintió en la línea la ausencia del apoyador exterior Bryan Thomas, quien se perderá el resto del año debido a una ruptura del talón de Alquiles. Sin su mejor defensa en el juego terrestre, los Jets volvieron a dejar que un corredor rival se luciera. No pudieron con Darren McFadden en Oakland hace dos semanas y el domingo tampoco con BenJarvus Green-Ellis, quien tuvo el mejor partido de su carrera, 136 yardas y dos touchdowns en 27 acarreos.

Como consecuencia, los Jets, un equipo que bajo el mando del técnico Rex Ryan han forjado la imagen de guerreros fuera de casa, perdieron su tercer encuentro consecutivo, todos como visitantes, en Oakland, Baltimore y ahora Foxboro.

"Estamos buscando", dijo Ryan. "Encontraremos la respuesta. Hubo cosas positivas, pero no las suficientes".

Con marca de 2-3, los Jets tienen más derrotas que victorias tras los primeros cinco partidos de la campaña por primera vez desde el 2007, cuando arrancaron 1-4. Además están en el tercer lugar de la división, a dos partidos de los colíderes, los Patriots y los Buffalo Bills, ambos con marcas de 4-1.

Mark Sánchezno cometió errores de balón. De hecho, realizó varios tiros impresionantes bajo presión, balazos que encontraron los espacios más pequeños en la marcación de los Patriots. Completó 16 de 26 lanzamientos para 166 yardas y dos touchdowns. Shonn Greene* *tuvo su mejor partido de la campaña, 83 yardas y un touchdown en 21 acarreos.

Pero como dijo Ryan, no fue suficiente. El hecho de que los Jets no pudieron hacer más contra la defensa más porosa de la Liga según las yardas por partido, dejó claro que los Jets continúan con interrogantes en ambos lados de la línea.

"Estamos acostumbrados a ganar", dijo Sánchez. "No hemos perdido tres en línea en buen tiempo. Estamos en aguas nuevas".

Los Patriots se fueron arriba 10-0 gracias al primer touchdown de Green-Ellis, un acarreo de tres yardas en el primer tiempo, y el gol de campo de Stephen Gostkowski, una patada de 44 yardas temprano en el segundo tiempo, y nunca después peligró su control sobre el partido. Marcaron 446 yardas ofensivas, 294 por aire y el 152 tierra, comparado con las 255 de los Jets.

Marcaron 30 puntos por el 13.º partido consecutivo de Liga. Tom Brady completó 24 de 33 para 321 yardas, un tiro interceptado y un touchdown, el n.º 275 de su carrera, hito que igualó a Vinny Testaverde, exmariscal de los Jets, para el octavo lugar en la lista de todos los tiempos.

Y cuando los Jets se acercaron por 27-21 con el tiro anotador de 21 yardas de Sánchez a Santonio Holmes* *restando 7:14 por jugar, Brady y los Patriots respondieron con la serie decisiva, una marcha de 13 jugadas y 69 yardas que tomó 6:12 y culminó con gol de campo de Gostkowski de 28 yardas, su tercera patada anotadora de la tarde. Green-Ellis ganó 59 yardas en 10 acarreos durante la marcha, rebasando vez tras vez los golpes iniciales de los defensas verdiblancos. Pareció un toro indomable y sin misericordia, dejando a los Jets en un estado crítico temprano en la temporada.

"Nos queda mucho por jugar", dijo Ryan. "Nadie dijo que sería fácil. Pienso que jugamos mejor esta semana comparada con la última. Con suerte, jugaremos mejor la próxima, y seguiremos construyendo de ahí en adelante".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising