En una semana corta, no hay tiempo para lamentarse

Con el primer lugar y control de la división Este a su alcance, los Jets jugaron su peor partido del último mes en el peor momento de todos, cayendo vencidos ante los Patriots en el estadio MetLife el domingo por 37-16.

"Queríamos ganar a como diera lugar", declaró el técnico Rex Ryan. "Pero no vas a derrotar a muchos equipos cuando cometes los errores que cometimos".

Los Jets nunca pudieron aprovecharse de la peor defensa de la Liga según yardas por partido, una que abrió sin el apoyador Brandon Spikes y el profundo Pat Chung, y que luego perdió al esquinero Devin McCourty temprano en el encuentro. Mientras tanto, la defensa verdiblanca no pudo presionar al mariscal Tom Brady. De hecho, los Jets no marcaron capturas, tiros interceptados o balones robados, y permitieron el mayor número de puntos en casa en los tres años de Ryan.

"Es una derrota dura, porque por primera vez en las tres temporadas de Ryan, estaba todo ahí", confesó el profundo Jim Leonhard* *. "Si hubiésemos ganado el partido, hubiésemos tenido control absoluto de la división, y lo dejamos escapar".

Los Jets siguen segundos en el Este de la conferencia Americana con marca de 5-4, a un partido de los Patriots. Pero los líderes ya suman dos victorias este año contra Nueva York y enfrentan un trecho final más fácil. Los Jets tienen que jugar contra los Giants en Nochebuena mientras que los Patriots tienen un partido contra los Colts, quienes sin el lesionado Peyton Manning no han ganado este año.

Sin embargo, en una semana corta, no hay tiempo para lamentarse. Los Jets vuelven a la carga el jueves por la noche en Denver, cuando enfrentan al mariscal Tim Tebow y los Broncos, ganadores de tres de los últimos cuatro encuentros a fuerza de un poderoso juego de corredores.

Hablando de corredores, LaDainian Tomlinson* *es un interrogante para el jueves debido a una lesión de rodilla que sufrió tarde en el choque contra los Patriots.

"El consuelo de la manera como perdimos es que no hay tiempo para mortificarse", dijo Ryan. "Hay que prepararse inmediatamente para el próximo choque. Hay que dejar atrás este partido y jugar contra Denver".

Por supuesto que hubo algunos positivos. Los Jets marcaron más de 100 yardas por tierra por el cuarto partido seguido. La defensa permitió menos de 100 yardas por tierra por el tercer encuentro consecutivo, y limitó a New England a cuatro conversiones en 13 jugadas de tercer intento. Mark Sánchezcompletó tiros a seis receptores distintos y sumó 306 yardas, su tercer partido de la campaña con más de 300.

Pero son notas agridulces. Los Jets sencillamente no se crecieron ante el rival y el momento. En la primera marcha de la noche, tuvieron un primero y gol en la yarda 9 de New England y no marcaron puntos. Tras un acarreo de Shonn Greene*y dos tiros incompletos de Sánchez, el pateador Nick Folk *erró un gol de campo de 24 yardas.

La línea ofensiva falló en la protección de Sánchez, permitiéndole cinco capturas a una defensa que no se conocía por su presión. El ala defensiva Andre Carter se comió vivo a Sánchez 4.5 veces, batiendo el récord de los Patriots para un partido. Y a consecuencia, Sánchez apuró muchos de sus lanzamientos, incluyendo dos que fueron interceptados en la segunda mitad por el apoyador Rob NinKovich, uno para touchdown.

"Pudo haber sido el resultado de muchas cosas", dijo Ryan durante su rueda de prensa del lunes. "No tuvo que ver con la presión. Estábamos entusiasmados por la oportunidad. Es difícil de describir. No sé si fue la presión o qué más".

Hasta Ryan tuvo un par de malos momentos. Los Jets perdían por 6-2 restando 1:24 por jugar en la primera mitad. Enfrentaban un tercero y gol en la yarda 2 de New England cuando Sánchez pidió tiempo muerto. Por un lado, la prudencia ayudó a la organización de los Jets y Sánchez marcó un touchdown con un acarreo en la próxima jugada. Pero por otro, le dio 1:20 a Brady para responder con una marcha relámpago de seis jugadas y 80 yardas que terminó con un tiro anotador de Brady al ala cerrada Rob Gronkowski y puso arriba a New England por 13-9.

Tan molesto estaba Ryan que calificó el tiempo muerto durante una entrevista con la cadena NBC en el medio tiempo como "la peor jugada en la historia de la NFL". Después del partido, midió su palabras y asumió la responsabilidad, diciendo que Sánchez pidió tiempo tras escuchar parte de una conversación entre Ryan y el cuerpo técnico, quienes debatían dejar correr el reloj de posesión hasta el último segundo antes de detener el cronómetro.

"Sé que Mark pidió el tiempo muerto", dijo Ryan. "Pero fue debido a un error de comunicación. Fue error mío. Nunca hablé directamente con Mark. Creo que nunca escuchó mis comentarios o los de Brian (Schottenheimer)".

Ryan también tuvo un intercambio con un espectador justo al final de la primera mitad.

"Habíamos cometido el error con el tiempo muerto y concedido un touchdown. Sentía mucho por dentro y era un momento emocional, y claramente cometí un error. Sé claramente que represento a la Liga Nacional de Fútbol, sé que represento a los Jets y sé que fue un error. Y pido disculpas".

El gerente Mike Tannenbaum dijo por medio de un comunicado de prensa que había tenido una conversación con Ryan. "Claramente se dejó llevar por sus emociones", dijo Tannenbaum. "Él sabe que su comportamiento no es aceptable".

Como el incidente sucedió durante un partido, cualquier sanción o multa será según la discreción de la NFL.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising