El sueño de Plax: ser grande e impulsar a los Jets al título

Plaxico Burress tomó su decisión en el punto más lejano del cuartel de los Jets y luego de una gira extensa en la cual negoció con seis equipos. Y la tomó en parte debido a una conversación que tuvo con Woody Johnson y el gerente Mike Tannenbaum hace dos años, antes de saber que sería sentenciado a prisión por portar un arma de fuego.

Así que el domingo por la mañana, tras visitar a los Giants, los Steelers y los 49ers, y hablar con los Eagles y los Rams, y mientras estaba en el aeropuerto de Los Ángeles, decidió que después de todo quería fichar con los Jets.

"Creo que fue en el 2009 durante la primavera", dijo Burress, un veterano de 10 campañas que marcó el touchdown ganador en el Súper Bowl 42 restando 35 segundos por jugar, cuando los Giants derrotaron a los invictos New England Patriots. "Pude sentarme a hablar con ellos, y significó mucho para mí y mi familia. En ese momento no sabía cuál sería mi destino o qué iba a ocurrir, así que el hecho de que decidieran dedicarme tiempo dijo mucho sobre ellos. Fue una lección en humildad.

"Recibir una llamada en la cual me pidieron que viniera aquí a jugar con ellos, una llamada de alguien que me apoyó tanto en los momentos buenos como los malos significó mucho para mí. Espero poder ser un jugador grande y ayudarlos a ganar el título".

Una vez que Burress supo que los Jets querían ficharlo, la decisión se hizo fácil, en parte porque sabía que el club tenía ya muchas de las piezas necesarias para armar un equipo campeón. Tomó el primer vuelo que encontró y arribó al centro Atlantic Health a media tarde del domingo para firmar su contrato de un año.

"Miré a todas las piezas del rompecabezas que ya tenían en su lugar", dijo el jugador conocido como "Plax". "Cuando me puse en la ecuación, con la oportunidad de jugar con Santonio Holmes, LaDainian Tomlinson y Mark Sánchez, pensé que era una nueva y gran oportunidad para mí. Quiero venir aquí y ayudar a ganar a los muchachos".

Burress dijo todo lo indicado en la rueda de prensa telefónica, en particular cuando le preguntaron sobre su condición física y si había perdido algo durante sus dos años fuera del juego.

"Siento que estoy en gran condición física. Pienso que mucha gente quedará sorprendida al ver en qué condición estoy", dijo Burress. "He hecho muchas cosas en el Sur de la Florida para recuperar mi condición y poder jugar a un nivel muy alto lo más pronto posible. Anticipo un poco de óxido en mi juego, pero lo recuperaré con trabajo duro y todas las cosas distintas que estaremos haciendo allá".

Para aquellos que dudan de que puede rendir al mismo nivel de sus primeras nueve temporadas, cuando atrapó 505 balones para 7,845 yardas y 55 touchdowns, Plax tiene una respuesta:

"Todo el mundo tendrá oportunidad de ver muy pronto", dijo. "Entonces todo el mundo podrá hacer su propia evaluación". 

Los demás fichajes del sábado

Además de Burress, los Jets anunciaron otros tres fichajes el domingo.

El más grande literalmente fue el del guardia nariz Kenrick Ellis, que mide 6 pies 4 pulgadas y pesa 346 libras. El segundo mariscal Mark Brunell, que fue dejado libre a mitad de semana, renovó con los Jets para asegurar su 19.ª temporada en la NFL y su segunda como el sustituto de Sánchez.

Los Jets además ficharon a Chris Bryan para que compitiera con T.J. Conley para el puesto de especialistas de despejes tras la decisión de Steve Weatherford de hacer lo contrario de "Plax" y sumarse a la plantilla de los Giants.

Bryan, natural de Melbourne, Australia, fichó originalmente con los Packers el 16 de marzo del 2010 y luego participó en cuatro partidos con los Buccaneers el año pasado, promediando 37.4 yardas 23 despejes.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising