Con otro remonte de último minuto, los Jets aplastan a los Redskins, 34-19

Los Jets, un equipo incompleto e imperfecto, dejan todo para el último momento. Los reyes de los remontes prefieren finales no aptos para cardiacos, como el del domingo en el FedEx Field. Abajo por 16-13, anotaron 21 puntos en los últimos 4:49 para culminar su cuarto resurgimiento del año en el cuarto tiempo y aplastar a los Redskins por 34-19.

El resultado no da idea de cuán difícil fue este partido contra un rival que había ganado nueve de los 10 encuentros previos. De hecho, los Jets no habían vencido a los Redskins desde 1993, cuando triunfaron por 3-0 en un día ventoso en el antiguo estadio RFK.

Pero nuevamente el mariscal Mark Sánchezvino al rescate, conectando con Santonio Holmes* *en un tiro de 30 yardas que puso arriba a los Jets por 20-16 y abrió las compuertas para el diluvio que abrumó a los Redskins.

En la próxima serie de Washington, el cazamariscales Aaron Maybin*se comió vivo al mariscal Rex Grossman, forzando su cuarto balón suelto de la campaña. El apoyador Calvin Pace recuperó posesión en la yarda 9 de los Redskins, y dos jugadas más tarde Shonn Greene *remató con un acarreo de 9 yardas en un saque directo al corredor que puso a los Jets arriba por 27-16.

Y después de un gol de campo de Washington y una patada corta que Antonio Cromartie* *llevó a la yarda 25 de los rivales, Greene clavó la daga en el corazón de los Redskins. En la próxima jugada marcó su tercer touchdown de la tarde, un acarreo por el lado derecho en el cual rebasó golpes en la línea de ataque.

Tras dos victorias consecutivas, los Jets tienen marca de 7-5. Sánchez suma 10 remontes en su carrera, incluyendo nueve desde la semana 6 del 2010, el mayor número de la Liga desde esa fecha.

Sánchez completó 19 de 32 lanzamientos para 165 yardas y un touchdown, su 19.º tiro anotador de la campaña y su mejor rendimiento en tres años en la Liga. Más importante fue el hecho de que no cometió errores de balón, consecuencia del trabajo estelar de la línea ofensiva. Por segundo partido seguido, la línea no permitió capturas.

Mientras tanto, Greene sumó 88 yardas en 22 acarreos y marcó tres touchdowns en un partido por primera vez en tres años en la Liga. Además de igualar su récord individual de acarreos en una tarde, fue su primer encuentro con múltiples touchdowns desde el 25 de octubre del 2009, cuando marcó dos contra Oakland. Y fue el primer corredor de los Jets en anotar tres touchdowns en un partido desde Thomas Jones contra St. Louis en el 2008 y el primero de lograrlo fuera de casa desde Curtis Martin el 15 de octubre del 2000 en New England.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising