Año Nuevo en Miami termina mal para los Jets, 19-17

Es verdad que para llegar a los playoffs, los Jets necesitarían la ayuda de otros equipos. Pero primero, tenían por obligación que vencer a Dolphins en el estadio Sun Life en el último domingo de la Liga, el primer día del 2012.

Año Nuevo amaneció mal para los Jets, que perdieron ante su rival de división por 19-17, quedando eliminados en un final penoso y amargo. Terminaron la temporada con marca de 8-8, fuera de los playoffs por primera vez en los tres años del técnico Rex Ryan y el mariscal Mark Sánchez.

Casi todo el mundo rindió por debajo de lo esperado, incluyendo Sánchez, quien lanzó tres tiros interceptados, dos a las manos del ala defensiva Randy Starks.

Starks es el primer liniero defensivo rival en la historia con dos tiros interceptados contra los Jets.

Cada uno de esos errores dieron paso a goles de campos de Dan Carpenter, quien conectó cuatro en cuatro intentos.

"Soy responsable. Acepto la culpa", declaró Ryan después del partido. "Terminar con una marca de 8-8 no era lo que queríamos hacer. Tendremos que examinar cada aspecto de nuestro club y preguntar cómo vamos a mejorar".

El mensaje de Ryan al equipo fue que cada jugador tendría que mirarse en el espejo y buscar cómo mejorar".

"No nos sentimos bien en este momento", dijo Sánchez. "Creo que los muchachos tomarán las palabras (de Ryan) a pecho. Creo que fue el mensaje correcto".

Sánchez completó 21 de 32 lanzamientos para 207 yardas, dos touchdowns y tres tiros interceptado. Terminó la temporada con 26 tiros anotadores, empatando a Al Dorrow (1960) y Joe Namath (1967) por al segunda mayor cantidad en la historia del club. El récord del club pertenece a Vinny Testaverde, que lanzó 29 touchdowns en 1998.

Sánchez, quien también marcó seis touchdowns por tierra, además impuso una marca de club de touchdowns combinados, con 32 en total.

Miami abrió el marcador en el primer cuarto con el primer gol de campo de Carpenter, pero los Jets respondieron con una marcha de ocho jugadas y 77 yardas que culminó con un tiro de 1 yarda de Sánchez al ala cerrada Dustin Keller.

Tras un gol de campo de Nick Folk* *temprano en el segundo cuarto, los Jets se despegaron por 10-3. Pero el primer tiro interceptado de Sánchez, justo al final de la primera mitad, dio paso a un gol de campo de 58 yardas de Carpenter que puso el marcador por 10-6.

Miami sentenció el partido con su segunda marcha de la segunda mitad, la más larga en la historia del club según jugadas y tiempo de posesión: 21 jugadas, 94 yardas y 12:29. Comenzó a mediados del tercer cuarto y culminó en el cuarto tiempo con un tiro de 1 yarda del mariscal Matt Moore a Charles Clay que puso arriba a los Dolphins por primera vez, por 13-10. El ataque verdiblanco merece ser criticado por su nivel inconstante este año, pero la defensa también falló demasiadas veces este año. Le temporada de los Jets se resume con el hecho que los Dolphins convirtieron sus seis jugadas de tercer intento en esta marcha, desangrando a los Jets jugada por jugada y dejando a todos buscando cómo explicar el colapso del fin de año, cuando los Jets perdieron los últimos tres partidos.

"Cada vez que termina una temporada, ya sea después del Súper Bowl o la final de la conferencia Americana, o cuando quedas eliminado, tienes que buscar la manera de ayudar a tu equipo", dijo Sánchez. "Seremos mejores y más fuerte el próximo año. Sé que podemos".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising