Un Sánchez renovado habla sobre su rodilla y la diabetes

Un día después de que los Jets anunciaran que Mark Sánchez se someterá a una operación de la rodilla izquierda, el mariscal verdiblanco pasó por el escenario de la NFL Network *en Miami para hablar sobre la cirugía y su apoyo a la prevención de la diabetes juvenil por medio del proyecto *Pepsi Refresh.

"Tendré la operación aquí mismo dentro de unas dos semanas", dijo Sánchez durante una charla con el elenco de la cadena, encabezado por el presentador Rich Eisen. "Será un procedimiento mínimamente invasivo. Dicen que definitivamente estaré recuperado para el inicio de la pretemporada y en condición para jugar la temporada. La rehabilitación será intensa y estoy entusiasmado para arreglar esto porque es lo que hemos decidido hacer".

El Dr. Ken Montgomery, director médico de los Jets, estará a cargo de la cirugía, cuyo propósito es estabilizar el tendón de la rótula en la rodilla izquierda, que ha sufrido dos lesiones en el último año y medio. Sánchez tuvo una dislocación de la rótula en agosto del 2008 cuando jugaba para la Universidad de Southern California y sufrió un golpe fuerte durante la victoria de los Jets ante los Carolina Panthers el 29 de noviembre, partido que los Jets ganaron por 17-6.

"Van a reparar algunos de los ligamentos dentro de la rodilla y estabilizarla", dijo Sánchez. "Me lo explicaron de la siguiente manera: es parecido a cuando tienes que alinear y balancear tu auto. No haces nada y te quedas con las dudas. O liquidas el problema, lo afinas y se acabó. Es algo que me ha molestado desde la universidad. Y ahora tengo la oportunidad de cortarlo de raíz y terminarlo de una vez por todas".

Después de consultar con los médicos del club la semana pasada, Sánchez viajó a Birmingham, Alabama, donde el Dr. James Andrews, un renombrado cirujano ortopédico, le hizo un examen de ambas rodillas. Además del golpe en la rodilla izquierda, Sánchez sufrió una ligera distensión de la rodilla derecha cuatro días más tarde en la victoria de los Jets ante los Buffalo Bills en el centro Rogers de Toronto por 19-13.

"(La operación) eliminará la necesidad de usar una rodillera", dijo Sánchez. "No tendré que preocuparme más. No creo que me molestó mucho. Claramente, pude jugar, especialmente porque estaban en juego los playoffs e intentábamos llegar al (Súper Bowl). Ni siquiera pensé en eso. Pero no quieren que me preocupe de ellas fuera de temporada, así que será bueno".

En su visita a la cadena, Sánchez tenía puesta una camisa azul, color que ningún hincha de los Jets se atrevería a ponerse. Pero el mariscal de 23 años de edad tenía una buena razón para merecer un indulto. Competía con Drew Brees, mariscal de los New Orleans Saints, y DeMarcus Ware, apoyador de los Dallas Cowboys, en el proyecto que Pepsi lanzó para ayudar a las comunidades estadounidenses.

Sánchez desea crear conciencia sobre los síntomas de diabetes 1 o juvenil. Brees aboga por más habitaciones y centros para los pacientes de cáncer y sus cuidadores, mientras Ware quiere crear lugares sanos y seguros para las víctimas de abusos.

La afición de los Jets puede votar hasta la medianoche del viernes 5 de febrero en www.nfl.com/PepsiRefresh o vía texto marcando P-E-P-S-I o el 73774. El jugador con el mayor número de votos recibirá una donación de $100,000 del proyecto Pepsi Refresh.

"Intentamos desarrollar programas educativos que les informen a los maestros, padres y familiares de aquéllos que padecen de diabetes juvenil sobre los síntomas y las fases iniciales de esta enfermedad para que se pueda hacer un diagnóstico e iniciar tratamiento lo más pronto posible", dijo Sánchez.

"Y ustedes solo tienen que enviar nuestros nombres vía un texto a Pepsi: P-E-P-S-I. En tu teléfono sería el 73774. Envíen vía texto 'Mark', M-A-R-K. Bueno, espero que pongan mi nombre".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising