Los Jets: declaraciones del domingo

REX RYAN

Fue un gran triunfo. La afición fue tremenda. De verdad que sí. Estaban alborotados, aun durante los calentamientos. Sabía que nuestro equipo estaba listo para jugar, y sabía que nuestra afición estaría lista también, y vaya, lo demostraron. Fue tremendo. De verdad que sí. Claramente, fue un triunfo enorme para nosotros, un esfuerzo colectivo total. Creo que nunca había visto un ataque controlar el balón como lo hizo el nuestro en el primer cuarto con el viento de frente. Es fácil jugar defensa cuando corres con el balón de esa manera, pero no quiero minimizar nuestro esfuerzo defensivo porque fue extraordinario. Estamos emocionados y felices con la victoria y de llegar a los playoffs, pero definitivamente no estamos conformes. Esto es solo el comienzo. Veremos a Cincinnati en Cincinnati. Tendremos que llevar este show a un escenario ajeno y triunfar sin nuestra afición. Será un reto enorme. Veremos. Me siento bien sobre mi equipo. Creo que daremos batalla. En estas condiciones, con un gran juego de corredores y una gran defensa, somos difíciles de vencer. Con suerte, seguiremos jugando. Diré lo siguiente: arrancamos 4-6 y teníamos un cometido para el equipo. Inicialmente pareció imposible, luego improbable, de nuevo imposible, y al final inevitable.

¿Qué piensas de la vuelta olímpica que dieron los jugadores después del partido?

Fue tremendo. (La afición) fue una parte grande de nuestra temporada. Quizá hubo momentos en que les fue difícil ser fan de los Jets, pero no se dieron por vencidos. Nunca tuvieron duda. Estaban emocionados por esta oportunidad. Había un trasero ocupando cada asiento, y hacía mucho frío. Demuestra que hay un gran cantidad de aficionados de los Jets y que mucha gente quiere que triunfemos. Es algo emocionante y sencillamente queremos dejarle saber a nuestra afición cuánto apreciamos (su apoyo). Este equipo de fútbol también es de ellos.

¿Fue el mejor partido en la carrera del ala Brad Smith?

Le estamos dando el balón con mayor frecuencia. Creo que siempre ha poseído esa habilidad. Schotty (el coordinador ofensivo Brian Schottenheimer) dijo: "Vamos a colocarlo en la formación". Y se inventó un montón de jugadas para él. (Brad) ha sido tremendo. Es un arma peligrosa. También puede tirar el balón. Quizá lo veremos hacerlo uno de estos días.

¿Son los Jets un equipo peligroso en la postemporada?

(Somos) muy peligrosos. Por supuesto, he creído en este equipo desde el primer día. Lo dije entonces y aún lo creo. En esta época del año, hay que poder correr con el balón, y jugar defensa, y hacemos (ambas cosas) mejor que cualquier otro equipo en la Liga. Nos da una oportunidad para ganar cada partido, no importan quién sea el rival.

¿Qué significa clasificarse para los playoffs?

Llegar a los playoffs no era nuestro objetivo. Nuestra meta es una más grande que ésa. Claramente, en un momento tuvimos marca de 4-6 y mucha gente nos había eliminado, quizá con razón. Pero si de verdad seguías de cerca nuestros partidos y sabías de este equipo, de su corazón, sabías que nadie en nuestra organización pensó que estábamos acabados. Sé que aquéllos afuera pueden pensar y decir lo que quieran, pero hay algo que yo sé: no quieres medirte con nosotros. Con suerte, seguiremos jugando. Es desafortunado que no podemos viajar con nuestros aficionados porque creo que su apoyo fue tremendo. Tendremos ahora que ganar como visitantes. Creo que nuestro equipo está construido para ganar fuera de casa, así que veremos si es cierto.

¿Les enviaron un mensaje a los Bengals con un marcador abultado de 37-0?

Sé que (el director técnico) Marvin (Lewis) sentó a algunos de sus jugadores, y que uno de sus tackles defensivos grandes no jugó. Estoy seguro de que algunos dirán que fue la razón por la cual (ganamos), pero les repito: no lo creo así. Nuestro equipo estaba listo para jugar hoy. No importó quién era el mariscal o quién estaba jugando. No nos iban a negar la victoria. Nunca hubo duda.

MARK SÁNCHEZ

¿Cómo se siente lograr los playoffs?

Es algo especial. Hace varias semanas, todo el mundo nos había eliminado. Es un logro enorme. Supimos en quién creer, y era en nosotros mismo. Tenemos una deuda con todos en la organización y con la afición por su presencia esta noche. El ambiente fue algo especial, especialmente para los veteranos. Se lo merecen. Me han apoyado todo el año, aun cuando no he jugado bien. Ha sido algo muy especial. Celebraremos un poco esta noche, pero con prudencia. (Cincinnati) es un gran equipo que tenemos que enfrentar de nuevo, así que tenemos que estar listos para una batalla campal en su cancha.

¿Qué significa que el último partido en los Meadowlands es un triunfo para los Jets?

Fue enorme (para nosotros). Enorme para el técnico (Rex) Ryan. Enorme para nuestra organización, sencillamente para eliminar esa estigma. Tomará años hacerlo. Necesitaremos más victorias y éxitos a un nivel constante, más rendimiento constante del mariscal. No tenía idea de la historia. Era evidente que la afición temía un bajón. Me lo mencionaron, pero fue algo en que no nos enfocamos. Queríamos ser nosotros. Ser los Jets del 2009, los Jets del 2010, jugar con inteligencia y ganar el último partido en los Meadowlands para la afición aquí presente y para todos los muchachos que han estado jugando durante mucho tiempo. Ver a Dave Szott y gente como Curtis Martin, Wayne Chrebet, todos los que jugaron aquí anteriormente y compartir con ellos esta victoria.

Es un triunfo enorme para nosotros, al igual que lo fue llegar a los playoffs, bajar el telón en nuestro estadio en los Meadowlands y prepararnos para la nueva cancha el año que viene. Será importante para la organización y un momento decisivo para nosotros. Fue algo grande ganar este partido.

¿Se siente bien ganar?

Se siente bien. Creo que desde temprana edad, escuchas que los jugadores grandes se crecen en partidos grandes, y esta noche jugar bien era cuestión de ser inteligente con el balón. No de lanzarlo 60 yardas, sino más de conectar con Dustin Keller en un tiro lateral corto para convertir una jugada de tercer intento. Conectar con un par de tiros laterales, de pantalla y cortos al centro para mantener las marchas vivas y dejar que la línea ofensiva cumpliera con su trabajo. Así es como un mariscal a veces tiene que jugar. Habrá partidos donde me tocará lanzar bombazos, pero éste es el tipo de escenario que adoro. El técnico Ryan tiene razón. Es cuando tienes que crecerte como mariscal e inspirarte en la energía de otros, y ayudar a tus compañeros a jugar mejor y al máximo de sus habilidades.

¿Ganaron este partido para el técnico Ryan?

Para Ryan, para el club, para nosotros mismos. Fue una victoria colectiva. Y especial. Thomas (Jones) se sentó conmigo temprano en la semana y habló sobre cómo es jugar en un partido de postemporada. Me dijo que no hay nada parecido en el mundo. Que es duro estar en casa viéndolo. Que no hay sensación peor que estar en casa con tu novia o tu familia o con alguien más mirando a otros jugar. Dijo que nunca quieres sentir esa sensación. Me dijo que era mi primer año, que tenía la oportunidad de llegar y que era algo insólito para un mariscal novato. Gana, y te metes. Y que lo demás se resuelve por su cuenta.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising