Llegó diciembre, cuando Greene arranca a todo motor

En diciembre, los partidos cuestan más y las victorias valen doble. Es cuando los equipos contendientes redoblan los esfuerzos e imponen su voluntad. Durante las últimas tres semanas, no solo los Jets han ganado tres partidos consecutivos, sino también han sido el tercer mejor equipo ofensivo según puntos anotados. En ese trecho han marcado 99 puntos, incluyendo 13 touchdowns, tantos como los New England Patriots y los New Orleans Saints, dos de los tres equipos que más puntos han anotado esta temporada.

Los Jets sí son el equipo líder de la Liga en la zona roja, marcando touchdowns a un ritmo de 71.4 por ciento cada vez que penetran la yarda 20 del rival. La ofensiva verdiblanca está al rojo vivo, pero según el coordinador ofensivo Brian Schottenheimer, no se han hecho ajustes grandes en los esquemas.

"Siempre vuelvo al tema de la ejecución", dijo Schottenheimer. "Ayudan las jugadas explosivas, pero ningún otro aspecto sobresale salvo el hecho de que los muchachos están terminando las jugadas".

Algo que tendrán que seguir haciendo contra un rival desesperado, los Philadelphia Eagles, en el Lincoln Financial Field el domingo (4 p.m., WADO 1280 AM). Los Eagles tienen marca de 5-8 en la división Este de la conferencia Nacional y si pierden un partido más, quedarán matemáticamente eliminados. Encabezados por el mariscal Michael Vick, son un conjunto de superestrellas que no ha cumplido con las expectativas. Las claves para los Jets será evitar errores de balón contra una defensa agresiva y oportuna, y minimizar las jugadas grandes de un ataque con múltiples fichas explosivas.

Una ventaja de los Jets es que en diciembre, debido al clima frío y ventoso, los equipos suelen correr más con el balón. Y ahora que la línea ofensiva de los Jets ha encontrado su ritmo, Shonn Greene* *se está robando el show. En las tres victorias consecutivas de los Jets suma 295 yardas y cuatro touchdowns, con un promedio de 5.0 yardas por acarreo.

"Mientras más toca el balón, más fuerte se pone", dijo Schottenheimer. "A lo largo del año, calienta los motores. Ha sido su modo de operar desde que llegó aquí. En lugar de perder impulso, se pone mejor".

El juego de corredores promete ser gran parte del plan de juego contra los Eagles, defensa que se destaca por presionar al mariscal. Sumaron nueve capturas la semana pasada contra Miami.

Por lo tanto, Schottenheimer piensa que los tiros de pantalla serán importantes para anular la presión de los Eagles.

"Está de moda en esta Liga atacar al mariscal, de presionarlo con todo lo que tienes", dijo Schottenheimer. "Los tiros de pantalla terminan siendo largos o cortos. Algunos serán para jugadas largas, otros para 1 o 2 yardas. Para nosotros es igual que intentar un acarreo".

Schottenheimer agregó que depende de la comunicación con su línea ofensiva para decidir cuándo utilizar los tiros de pantalla. Si la línea está perdiendo los duelos, o están lidiando con enorme presión defensiva, los jugadores se lo dirán a Schottenheimer, quien quizá cante un tiro de pantalla.

El jugador que más se beneficiará de los esquemas del domingo seguramente será Greene. Aunque sigue sanando de una lesión de costado que sufrió en la Semana 11 en Denver, ha mejorado cada semana.

"Está haciendo a los defensas fallar con mayor frecuencia", dijo Schottenheimer. "Está atacando a los defensas, acercándose bien cerca antes de cambiar de dirección. Corre con tan buen equilibrio, que es difícil conectar golpes limpios".

Greene reconoce que él y la unidad ofensiva tendrán un papel importante el domingo. Si corren con el balón con éxito, mantendrán en la banca a Vick, un mariscal que te puede ganar con su brazo o sus piernas.

"Parece que cada semana nos enfrentamos a un buen equipo ofensivo", dijo Greene. "Nuestro trabajo es mantener a nuestra defensa descansando, para que cuando salgan al campo, tengan piernas frescas. Será importante mantener posesión del balón".

Greene reconoce que no arrancó a todo motor a inicios de la temporada 2011. Pero ahora que ha prendido los turbos, espera que siga mejorando su rendimiento hasta fines de enero.

"Estamos llegando", dijo. "Hemos estado moliendo y trabajando duro. Lo importante es que subimos de nivel, no hemos aflojado el ritmo y los entrenadores siguen creyendo en nosotros. Finalmente todo ha cuajado".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising