La mantra de Sánchez: '¡Lo que sea necesario!'

Tras cuatro meses de ausencia debido al conflicto laboral, los Jets llegaron el martes al centro de entrenamientos Atlantic Health repletos de energía, claramente con ganas de trabajar. Con la palabra "¡Vamos!", el mariscal Mark Sánchez anunció que haría lo necesario para triunfar en el 2011.

Sánchez afirmó que estaría dispuesto a ajustar su contrato para darle más dinero al club bajo el tope salarial y reconoció la posibilidad de que los Jets no podrán renovar a ambos Santonio Holmes y Braylon Edwards, las dos alas abiertas estelares del club que son jugadores libres.

Sánchez, que según informes fichó por cinco años y más de $44.5 millones en junio del 2009, un acuerdo que incluye $28 millones en primas garantizadas, quiere ayudar al club durante este periodo crítico en que los equipos de la NFL ficharán a jugadores nuevos.

"Lo que sea necesario", dijo durante su primera rueda de prensa de la campaña. Y luego agregó: "Para los señores [Mike] Tannenbaum y [Woody] Johnson, y para Rex [Ryan], éste es el momento de ellos para completar un tiro en tercer intento. Lanzar un touchdown. Capturar al mariscal. Es lo que nosotros hacemos en el terreno de juego. Bueno, es lo que ellos hacen fuera de temporada. Sé que nos pondrán en buena posición y buscarán el mejor talento posible con el dinero que tengamos".

Sánchez afirmó que consideraría todas las opciones económicas necesarias.

"Lo que sea necesario", repitió. "Ya sea ajustando el contrato, demorando ciertos pagos, lo que tengamos que hacer. Nuestro equipo lo hará. Lo sé y no seremos egoístas, así que estoy seguro de que lo vamos a descifrar".

Sánchez incluyó a otras estrellas en el equipo por nombre.

"Lo que tengamos que hacer, ¡vamos!", dijo. "Y estoy seguro de que el equipo entero siente igual. [Darrelle] Revis, yo, quien sea. No importa quién, haremos lo que podamos hacer".

Si bien es posible que los Jets retengan tanto a Holmes como a Edwards, Sánchez aceptó que sería una proposición económica muy difícil. No tardó en asumir mayor responsabilidad por el rendimiento ofensivo del equipo en ésta, su tercera temporada profesional.

"Fue un lujo tenerlos a ambos el año pasado, y no es realista pensar que volveremos a tener otra vez ese cuadro de receptores", dijo. "Pero no importa quienes regresen, les tocará a ellos jugar bien y a mí aún mejor: mejorando mi porcentaje de tiros completos, lanzando con mayor precisión, cosas como ésas, menos tiros interceptados y más touchdowns. Nos ayudará no importa si tenemos a Santonio, Braylon y Brad [Smith], a uno de los tres, o a dos de los tres, los que sean. Es cuestión de que el mariscal y las alas jueguen mejor".

Aunque Sánchez no pudo trabajar con el cuerpo técnico de los Jets durante el conflicto laboral, su madurez como líder fue notable. Organizó el entrenamiento *Jets West *cerca de su hogar en el Sur de California y luego ayudó dirigir el *Camp Lockout *en Nueva Jersey.

"Desde el punto de vista físico y de preparación, ha sido mi mejor verano", dijo. "Estoy en gran forma física. Me siente tremendo, fabuloso. Desde el punto de vista mental, creo que el año pasado todo ese tiempo que pasé con los entrenadores durante mi rehabilitación ayudó mucho. Y este año, debido a que no lo hicimos, tendremos que sacar tiempo durante las primeras semanas de la pretemporada".

Sin duda, Sánchez está enfocado en seguir triunfando con los Jets.

"Haremos lo que sea necesario para ganar", dijo. "Si tengo que tirar a lo zurdo para ganar, voy a tirar con el brazo izquierdo. No importa. Necesitamos ganar. Ficharemos a los jugadores indicados, y le diremos a ellos todo lo que necesitamos decirles y seguiremos adelante".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising