Para vencer a los Pats, hay que combinar lo bueno con lo nuevo

La característica fundamental de los New England Patriots durante la última década ha sido una ofensiva de alto octanaje, explosiva y oportuna, y sobre todo letal en los minutos decisivos. Esta temporada los Patriots son n.º 1 en yardas por aire, n.º 2 en yardas ofensivas y n.º 4 en puntos. Puro veneno para cualquier defensa.

"Tienes que encontrar un balance con tus esquemas", dijo el coordinador defensivo Mike Pettine. "Es la parte más dura. No puedes jugarlos de la misma manera porque habrán hecho sus ajustes. Tienes que encontrar el punto medio. Combinar esquemas buenos con nuevos".

Para el partido de vuelta contra los Patriots el domingo en el estadio MetLife [8 p.m., WADO 1280 AM], los Jets combinarán sus esquemas buenos y nuevos con un poco de superstición, o mejor dicho, un esquema viejo. Vestirán uniformes blancos, el mismo look que utilizaron en los partidos de casa contra New England en las primeras dos temporadas bajo el mando del técnico Rex Ryan.

Los Patriots vencieron a los Jets este año en la semana 5 en el estadio Gillette por 30-21, pero no han tenido suerte contra Ryan como equipo visitante. En el 2009, cayeron vencidos por 16-9 en una cita de la semana 2. Y en el 2010, de nuevo en la semana 2, los Jets volcaron el partido con 18 puntos seguidos en la segunda mitad para ganar por 28-14. Mark Sánchezdisfrutó de uno de los mejores partidos de su joven carrera, completando 21 de 30 lanzamientos para 220 yardas.

Este año en la semana 5, el ataque versátil de New England sorprendió a los Jets tarde en el encuentro. Arriba por seis puntos a mediados del último cuarto, los Pats realizaron una marcha de 13 jugadas y 69 yardas que culminó con un gol de campo y se destacó por los 10 acarreos del corredor BenJarvus Green-Ellis.

Los Jets nunca se imaginaron que el mariscal Tom Brady sentenciara un partido sin casi lanzar el balón.

"Pensamos que quizá intentaría correr con el balón", dijo Pettine. "Pero cuando cambiamos el personal, ellos ya estaban en el medio campo. Y cuando insertamos jugadores más grandes, cometimos algunos errores'.

Desde entonces, la defensa verdiblanca ha corregido sus malos hábitos y ascendido en las clasificaciones generales de la Liga. Se encuentra entre los primeros 10 en las siguientes categorías: yardas por partido, yardas por aire y porcentaje en las jugadas de tercer intento.

"Continuamos creciendo, continuamos asimilando lo que nos enseñan los entrenadores", dijo el esquinero Kyle Wilson* *. "Cada semana, todos aceptamos un nuevo reto y salimos con una actitud nueva y con algo para demostrar".

Los Jets tuvieron bastante que demostrar tras la semana 5 en New England, una derrota que les dio marca de 2-3. Desde entonces, se han levantado de la lona, ganando tres en línea.

"Desde el punto de vista de los entrenadores, piensas que lo que hacemos es tan importante", dijo Pettine. "Pero les decimos a nuestros jugadores que no se trata del plan de juego. Sino de nuestra ejecución y nuestra intensidad".

Seguramente los Jets saldrán al campo con mayor intensidad el domingo. Además de ser el partido de vuelta contra sus archirrivales, se estarán disputando el primer lugar en la división Este. Como parte de la preparación, Pettine y el resto del cuerpo técnico han estudiado lo que los Steelers y los Giants han hecho contra New England en los últimos dos encuentros de los Pats, ambos derrotas para Brady y compañía.

"Pittsburgh los sorprendió con marca individual con presión", dijo Pettine. "Parece que los Patriots tenían un plan para superar las defensas en zona, pero Pittsburgh rompió los esquemas. Pero con Brady, nunca puedes estar cómodo. Es un grupo de jugadores muy inteligente".

Cualquiera sea la filosofía general de los Jets el domingo, seguramente habrá un énfasis en frenar al ala Wes Welker.

"Es el blanco favorito de Brady", dijo el profundo Eric Smith* *. "Si le pudiera lanzar el balón en cada jugada, lo haría".

Tras abrir la campaña a ritmo récord, Welker ha tenido que lidiar con defensas físicas que buscan sacarlo de ritmo e interrumpir sus rutas con golpes repetidos, táctica que reduce las opciones de Brady. Welker tuvo participación limitada en los entrenamientos de esta semana debido a una lesión de costado.

"Claramente es importante usar tus manos con él", dijo Wilson. "Les gustan mucho las rutas cruzadas. Pero dependen del acceso libre. Quieren que juegues atrás para que puedan llegar a sus destinos. Nos corresponde obstaculizarlos".

En la semana 5, Welker sumó cinco recepciones, su menor número de esta temporada. Pero los Jets saben que si se concentran demasiado en él, corren el peligro de ser heridos por las demás armas ofensivas de los Patriots.

"Pueden alinear a cinco a la vez", dijo Pettine. "Pueden tener la ventaja en cada uno de los duelos. Necesitamos saber cuáles son los duelos favorables, cuándo debemos utilizar las dobles marcas. Es lo que los hace tan peligrosos. Son muy buenos identificando donde tienen ventaja".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising